La derrota más dulce (2-1)

Todos contentos. El primer partido del Elche como nuevo equipo de Primera División fue una absoluta fiesta del fútbol. Por la sed de victoria del anfitrión Almería y por las ganas del invitado Elche de celebrar el ascenso sobre el césped alentado por mucha de su gente. Gran parte de culpa también la tuvieron las dos aficiones, sobre todo la franjiverde, con casi tres mil ilicitanos en las gradas del Juegos del Mediterráneo. Que no dejaron de animar ni un solo minuto no es un tópico, sino una realidad que continuará a lo largo de todo el día por las calles de la ciudad, y por la noche en el Martínez Valero.
Aún con el ascenso ya en el bolsillo, el Elche no se relajó y salió a por el partido. Nadie podrá achacar al líder falta de intesidad en el cuadro de un Fran Escribá que ni con el objetivo logrado regala minutos de juego a nadie. El técnico valenciano dibujó una alineación repleta de titulares fijos más Pelayo Novo en el mediocentro y Aarón Ñíguez en la mediapunta. El mediano de los hijos de Boria volvía al que fue su estadio -fue pitado cada vez que tocó el balón- durante temporada y media pocas horas después de haber cumplido su sueño de niño. Como si el destino tuviese un plan para él.
Únicamente en defensa carecieron los visitantes de esa tensión innata que produce la necesidad de puntos. Ligeramente más blandos que de costumbre, dos errores de Flaño en la marca y Manu Herrera en una salida propiciaron los goles del Almería. Para el Elche, Coro se reconcilió con el gol, desde que marcase en Soria hace nueve jornadas,en un mano a mano perfectamente solucionado ante Esteban.
Hasta en los cambios se le adivinaron a Escribá las ganas de seguir acumulando puntos. Con el 2-1 en contra y un rival bien plantado, Ángel, Xumetra y Powel entraron desde el banquillo para tratar de remontar un resultado que no fue una derrota mas. Fue la derrota más dulce en 25 años. Toda la cautela que ha reinado en las palabras y actos de los futbolistas y cuerpo técnico explotó por los aires cuando el árbitro señaló el final del partido y el césped almeriense presenció la primera gran fiesta de la jornada dominical.

FICHA TÉCNICA
UD ALMERÍA. Esteban; Pellerano, Trujillo, Gunino, Christian; Verza, Corona (Pallardó 79′), Iago Falqué (Carlos Calvo 86′), Aleix Vidal, Soriano; y Charles (Rubén Suárez 90′).
ELCHE CF. Manu Herrera; Etxeita, Pelegrín, Flaño, Edu Albacar; Rivera (Powel 85′), Pelayo, Aarón (Xumetra 83′), Fidel (Ángel ), Carles Gil; y Coro.
GOLES. 1-0, Corona (10′); 1-1, Coro (32′); 2-1, Soriano (40′)
ÁRBITRO. Fernando LÓPEZ ACERA, del Colegio extremeño. Amonestó a Etxeita (38′), Christian (56′), Pelegrín (67′), Soriano (75′), Edu Albacar (86′)
ESTADIO. Municipal Juegos del Mediterráneo, con 12.906 espectadores. De ellos, cerca de tres mil fueron franjiverdes.

Compartir esta entrada: