El consejo disputa ante AFE otra final hacia la permanencia

Banner-Fran-Macia-Publi

Sin demasiado tiempo para recomponer la figura tras el enorme impacto anímico provocado por el descenso administrativo a Segunda, el consejo de administración del Elche afronta este viernes en Elche un nuevo ‘match ball’ ante los representantes de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

Una delegación del sindicato de jugadores visita el estadio Martínez Valero para valorar la situación del club y sus posibilidades de pagar los 7’2 millones de euros que adeuda a la plantilla. La cantidad, sin embargo, podría bajar si se llega a acuerdos privados con jugadores para que retiren la denuncia, si bien los componentes de la plantilla no están por la labor de retrasar más los pagos tras la experiencia vivida este año.

La intención de los dirigentes del Elche es llegar a un acuerdo con AFE por el global de la deuda y que sea posteriormente el sindicato el que negocie con los jugadores. Así lo explicó el pasado miércoles el presidente del Elche, Juan Anguix, quien admitió con pesar que para los jugadores era más fácil negociar con sus representantes «porque nosotros, desgraciadamente, ya no tenemos credibilidad«.

El club, gracias a los convenios existentes con el G30 y el G35, propondrá a AFE que haga de intermediario con los futbolistas y que se cobre la deuda existente con los futuros derechos televisivos del club. De esta manera, AFE adelanta el pago a los jugadores de unas cantidades que, posteriormente, recuperará al ingresar directamente esos ingresos televisivos.

La reunión se antoja vital para las aspiraciones de permanencia del Elche, ya que en el caso de que no se alcanzara un acuerdo el club apenas dispondría de cinco días hábiles para alcanzar un acuerdo.

El Elche ha recibido 33 denuncias por parte de jugadores de la actual plantilla y de varios componentes del equipo que logró la permanencia en Primera hace dos años, a los que se debe parte de la prima por la salvación.

A los jugadores del pasado curso se les debe, además de cuatro mensualidades, la primera por la permanencia y la parte de la ficha (12%) que aceptaron aplazar para que el club no sobrepasara el límite salarial.

Hay que recordar que las visitas de los representantes de AFE al Martínez Valero han sido una constante a lo largo de toda la temporada. Incluso el pasado 5 de junio, tras tener conocimiento del descenso del Elche, el sindicato de jugadores citó a los futbolistas a una reunión informativa en la que se abordaron las medidas a tomar.

En el caso de que el consejo llegue a un acuerdo con AFE, algo que se da casi por seguro en el club, la entidad evitará el descenso, pero seguirá en una situación agónica, ya que apenas sin ingresos más allá de lo que puedan dejar los abonos deberá hacer frente durante la temporada a las nóminas de empleados y futbolistas.

Compartir esta entrada: