El Eibar no cumple todas las normativas de la LFP

El consejero y portavoz del consejo de administración del Elche, Josema San-Matías, afirmó este jueves día 2 de julio que el ED Eibar, club que se ha beneficiado del descenso administrativo de la entidad ilicitana logrando su permanencia en la máxima categoría del fútbol, no ha cumplido con todas las normativas que exige la Liga de Fútbol Profesional (LFP). En concreto, en equipo guipuzcoano tiene un aforo de espectadores en su estadio inferior del exigido por la LFP que preside Javier Tebas.

“Al Elche se le desciende por pasarse diez días del plazo de un expediente cuando estaba en pleno proceso de cambio de su consejo. Pero la normativa es para todos, porque también dice que los estadios deben tener un aforo del 15.000 espectadores y el del Eibar no lo tiene», dijo San-Matías. Estas palabras del consejero del Elche hacen referencia a la normativa de la Liga que exige que los terrenos de juego de los equipo de Primera División tengan como mínimo una capacidad de 15.000 espectadores. Este hecho no sucede en el Estadio Municipal de Ipurúa, donde el Eibar solo puede ofrecer sus partidos a 6.267 espectadores. Una cifra muy por debajo de la exigida por la reglamentación por la LFP.

El Eibar, desde el principio, se ha manifestado como parte perjudicada en los procesos administrativos entre el Elche y la Liga. En relación a esta idea, los dirigentes del club de Ipurúa siempre han solicitado públicamente que se ratifique el descenso administrativo del equipo ilicitano, lo que provocaría que la entidad vasca, penúltima clasificada durante la temporada 2014-2015, permaneciera en la máxima categoría del fútbol español un año más. «Es curioso que desde el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) se venda la idea de que el Eibar no es perjudicado, sino beneficiario», insistió el consejero y portavoz del equipo ilicitano.

«Si queremos cumplir las reglas a rajatabla hay que cumplirlas para todo», sentenció San-Matías, quien justificó su alusión al Eibar, por vez primera desde que el Elche fue descendido de forma administrativa, «en defensa del Elche». «Hemos hecho todo lo que teníamos que hacer y somos gente tranquila, pero la afición nos ha pedido que nos movilicemos. Las peñas están muy sensibles y querían hacer prueba de músculo, de salir a la calle y ha llegado ese momento», afirmó en referencia a la manifestación de apoyo a la entidad ilicitana y de protesta por el descenso administrativo que se produjo ayer por la tarde.

«Desde el club se ha hecho todo lo que se tenía que hacer para estar en Primera. A día de hoy el Elche ha pagado y se tiene que quedar en Primera. El TAD deberá tener argumentos de peso para mandarnos a Segunda», comentó Josema San-Matías. Por último, el consejero del club franjiverde agradeció el apoyo del Ayuntamiento ilicitano, y destacó la iniciativa de haber colocado una bandera del Elche en todos los autobuses urbanos «para recordar a la gente la importancia del momento».

Compartir esta entrada: