Edgar Badia trae paz

Rc Sala de Juegos

Pacheta ha utilizado el término “paz” en algunas ocasiones para realizar apreciaciones futbolísticas. “Paz” como sinónimo de “tranquilidad”. Una sensación, junto a la “seguridad”, que el Elche ha ganado mucho desde que Edgar Badia ocupa su portería. El guardameta catalán se ha erigido en el mejor refuerzo invernal con su gran rendimiento en los dos últimos meses. Ostenta un papel importante en la presente buena línea de resultados que permite a los franjiverdes tener la permanencia bien encaminada.

Edgar Badia llegó al Elche a principios de enero. Su llegada generó cierto debate, ya que la portería estaba cubierta con José Juan y Francis. “Es una oportunidad de mercado”, definió Jorge Cordero. El arquero barcelonés, considerado uno de los mejores de Segunda en su posición, quedó desvinculado del Reus por impago de sus salarios.

Varios conjuntos de la categoría quisieron hacerse con sus servicios, pero el club ilicitano se impuso en la lucha. Firmó por lo que resta de temporada con opción a dos más en caso de permanencia. “Es una opción muy atractiva para seguir creciendo. Es un paso adelante en mi carrera. Vengo a un club histórico con la máxima ilusión, motivación y humildad y con muchísimas ganas para ser importante”, dijo en su presentación.

Pacheta dio la oportunidad de ser titular a José Juan y Francis, y ninguno ofreció plenas garantías para afrontar el resto de la competición. Por ello, la dirección deportiva, abierta a “reforzar cualquier posición” en el mercado invernal, acometió el fichaje de Edgar Badia. El portero catalán cogió el sitio en el once nada más llegar.

Tuvo un gran debut: victoria ante un rival directo como el Nàstic (1-0) con portería a cero y buena actuación. Recibió poco trabajo, pero solventó todos los disparos a puerta del rival. “Es el debut soñado por todo el mundo. Muy feliz y satisfecho de mi primera semana aquí. Era muy importante para el equipo mostrar tranquilidad y seguridad desde el principio. Y he sacado las que he tenido”, declaró en zona mixta. Semanas después, Francis dejó de ser competencia al abandonar la disciplina franjiverde. Regresó al Deportivo y se fue a préstamo al Anorthosis chipriota.

Mejoría en sensaciones y datos

Una de las grandes virtudes de Edgar Badia es que mantiene una línea regular de nivel. Se transmite por sensaciones y se plasma con datos. En los ocho partidos con él bajo palos, el Elche ha sumado la mitad de los puntos en juego (12 de 24, con 3 victorias, 3 empates y 2 derrotas), más los tres del Reus por su expulsión de la Liga, ha encajado ocho goles y ha mantenido la portería a cero en tres ocasiones. De los tantos recibidos, tres llegaron a balón parado, uno de penalti y otro en claro fuera de juego.

“Desde que estoy aquí, el equipo está dando pasos hacia adelante a nivel defensivo. Podemos estar orgullosos de cómo defendemos”, indicó el catalán hace dos semanas en rueda de prensa. Cerró sus dominios en la última victoria ante el Cádiz (1-0), en la que el Elche resistió 50 minutos en inferioridad numérica.

Si vamos a la comparativa, en los 20 encuentros de Liga con José Juan (13) y Francis (7) en la portería, los franjiverdes lograron 21 puntos de 60 posibles (4 triunfos, 9 empates y 7 derrotas), encajaron 26 goles y dejaron la portería a cero cinco veces. La diferencia es notoria, aunque la responsabilidad ni mucho menos es exclusiva de ambos guardametas.

Edgar Badia recibió 26 tantos en 19 partidos con el Reus, por lo que sumados a los 8 con el Elche, acumula 34 esta temporada. Su coeficiente de 1,26 goles por encuentro le coloca en el noveno puesto del Trofeo Zamora de Segunda. Uno por debajo en el que acabó el pasado campeonato, con 41 goles en 40 partidos (coeficiente de 1,02). En el anterior, el de su debut en Segunda, fue segundo, con 29 tantos en 42 encuentros (coeficiente de 0,69).

Con sus méritos, el arquero tiene un rol relevante en los planes de Pacheta y se ha ganado el cariño de la afición. Con la salvación encarrilada, a buen seguro que la entidad del Martínez Valero cuenta con Edgar Badia para el proyecto del próximo curso. Un curso en el que incrementaría su presupuesto y podría ambicionar cotas mayores. “No he venido a Elche para estar sólo seis meses. Quiero lograr la permanencia y disfrutar del fútbol en este club tan grande”, afirmó el ex del Reus en una entrevista a ‘A todo gol’. De momento, todos centrados en certificar el objetivo.

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: