El drama de Sapunaru

El zaguero prolongó en el Vicente Calderón su aciaga primera temporada en el Elche: cinco penaltis cometidos y dos expulsiones en ocho ratos • Con él, el conjunto franjiverde no gana.

Los números de Cristian Sapunaru en su primera temporada en el Elche son, cada vez más, difícilmente empeorables. De los ocho encuentros en los que ha participado en Liga, el conjunto franjiverde no ha ganado ninguno -tres empates y cinco derrotas en Liga, más otra en Copa del Rey- y, su única sonrisa en lo que va de año, en forma de gol en el Ciutat de València ante el Levante, se empañó con un mareo que le obligó a dejar el juego.

Las lesiones también han acompañado al futbolista rumano durante su estancia en el Martínez Valero, pero no han sido su principal desgracia. En los 662 minutos que ha disputado este curso en Primera División, ‘Sapu’ ha acabado expulsado dos veces y ha cometido la terrible cifra de cinco penaltis: frente a Almería, Barcelona, Granada y los dos del Vicente Calderón. Una monstruosa media de pena máxima cada 132 minutos que supera el registro de Weligton, con el Málaga, en la 2008/2009, cuando al brasileño le señalaron la misma cantidad de infracciones dentro del área, pero en 26 contiendas menos (34).

El zaguero continúa naufragando en la tarea de rentabilizar el tremendo esfuerzo económico (unos dos millones y medio de euros por tres años de contrato) que la entidad ilicitana realizó el pasado verano para incorporarle y el paso hacia el frente que reclamaba Fran Escribá esta semana en pro de cumplir con las expectativas del jugador que algún día fue está siendo un constante retroceso.

Compartir esta entrada: