Dos despidos década y media después

Vicente Mir y Josico ya son pasado en el Elche, en una temporada en la que el conjunto franjiverde ha destituido a dos entrenadores por primera vez en 14 años. La última vez que esto ocurrió fue en la campaña 2003-2004, con el club franjiverde en Segunda división.

Aquel curso, Carlos García Cantarero inició la Liga en el banquillo ilicitano. Duró hasta la jornada 16, en la que el equipo era noveno a cinco puntos del ascenso. Una racha de cuatro partidos sin ganar (tres empates seguidos) fue suficiente para decidir el cambio. Tras una jornada de transición con Lico (derrota) se recurrió al argentino Óscar Ruggeri.

La situación empeoró y en la jornada 37 se procedió al despido de Ruggeri, con el Elche a cinco puntos del descenso. Entonces, a diferencia de lo que parece va a ocurrir ahora, la entidad apostó por un hombre de la casa como Lico para acabar el año salvando la categoría gracias a un triunfo frente al Recreativo de Huelva en la antepenúltima jornada.

Un ascenso a Segunda

Pocas veces más a lo largo de la historia del Elche se ha dado una situación como la actual, con dos destituciones en la misma temporada: siete casos entre 1970 y el mencionado de 2004. Esta será la octava vez.

Entre todos ellos destaca el de la campaña 96/97, en Segunda División B. El Elche acabó ascendiendo tras despedir a Fabri en la jornada 14 yendo tercero y apostar por un nuevo cambio en la jornada 33. Marcial Pina se había hecho cargo del equipo y el conjunto franjiverde tenía prácticamente asegurado disputar la promoción, pero se decidió apostar por Ciriaco Cano de cara a la fase decisiva, lo cual salió bien.

El resto de casos

En las temporadas 70/71, 88/89, 89/90, 97/98 y 00/01 también hubo dos destuticiones en el Elche. Las dos primeras fueron en la máxima categoría y acabaron en descenso. En ambos casos hubo hasta cuatro entrenadores: Artigas, Bumbel, Díez Iborra y Llopis (70/71); Mesones, Kubala, Lico y Lezcano (88/89).

En la 89/90, ni Luis Costa ni Evaristó Carrió convencieron durante sus respectivos periplos como preparadores y se volvió a recurrir a Lico para mantener la categoría en Segunda división. En la 97/98 ocurrió lo mismo con Ciriaco y Rielo, siendo esta vez Delfín Álvarez el elegido para el milagro en las últimas dos jornadas. Esta vez salió cruz y el Elche bajó a Segunda B.

Por último, en la 00/01 fueron Felipe Mesones y Jorge d’Alessandro los técnicos destituidos para que, una vez más, un hombre de la casa como Marcial acabará el curso sentado en el banquillo tras los dos despidos. El equipo salvó la categoría en la última jornada frente al Compostela.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: