El técnico concede la máxima importancia al partido ante el Almería porque puede acercar de forma definitiva la permanencia y, además, romper la mala racha como local · Afirma que su equipo necesitará chispa y mentalidad para vencer a un rival muy mejorado

El Elche afronta mañana el encuentro con un doble reto, según confiesa Rubén Baraja, entrenador del equipo. Por una parte, el conjunto ilicitano tiene una inmejorable oportunidad para abrazar de forma virtual la permanencia en la categoría. Si gana dejará al Almería, conjunto ubicado en la frontera de la zona de descenso, a 16 puntos de distancia más el golaverage. Además, está en juego recuperar la solidez como local tras tres partidos (Numancia, Huesca y Llagostera) en los que el Elche no pudo pasar del empate.

No gana el Elche como local desde el lejano 31 de enero, cuando derrotó con más fortuna que otra cosa a la Ponferradina. Un dato impropio para un equipo que desee hacerse respetar en la categoría y que necesita, en palabras de su entrenador, «continuidad» en los resultados positivos. «Si ganamos estaremos cerca de salvarnos y eso nos dará un plus de tranquilidad para afrontar lo que resta con otras expectativas», afirma el preparador castellano, quien evita pronunciar la palabra ascenso.

Pero para alcanzar este doble objetivo hay que derrotar al Almería, un viejo conocido al que el técnico observa muy mejorado con respecto a anteriores fechas. Será el cuarto pulso ante el conjunto andaluz, aunque según Baraja «ninguno tiene nada que ver con el otro«. «Hemos jugado tres veces con ellos y han tenido tres entrenadores distintos. Ahora es un equipo diferente y en una buena dinámica«, señala el preparador, quien recuerda que el Almería ha sumado ocho de los últimos doce puntos en juego.

«Ha mejorado mucho defensivamente. No concede casi goles. Es intenso y hace los partidos incómodos. Busca encontrar su momento y le está dando resultados y puntos, aunque no han salido aún de abajo», explica el técnico vallisoletano, quien avanza que el Elche se va a encontrar a un equipo «difícil que lleva tiempo abajo y sufriendo«. «Hay que superarlos a nivel mental y emocional porque puede ser un partido largo y costoso», apunta el entrenador, quien asegura que la clave del partido estará en que su equipo «sepa encontrar su momento«.

Rubén Baraja se ha mantenido al margen de la polémica de la semana, provocada por la decisión del consejo, anulada posteriormente ante el malestar de la afición, de declarar el partido como jornada de ayuda económica a la cantera. «No valoramos las situaciones extra deportivas. Para nosotros es importante sentir el calor de la gente y que nos venga a empujar», ha dicho el castellano.

Chispa y mentalidad

El entrenador confirmó que sus jugadores ya están recuperados del virus estomacal que afectó durante varios días a parte de la plantilla para afrontar un partido en el que indicó que el Elche necesitará «chispa y mentalidad positiva» para sacarlo adelante. Admitió que tras un viaje largo y en autocar se hace más complicado recuperar a la gente y anunció que no facilitará la lista de convocados hasta horas antes del partido.

Cuenta con Hugo Álvarez y Armando, la pareja de centrales del inicio de la Liga, ya recuperados, aunque admite que algo cortos de preparación tras llevar tiempo sin jugar, por lo que dejó entrever que no serán titulares ante el Almería.

El técnico tuvo palabras de elogio para su delantero Sergio León, aunque pidió esperar al final de la temporada para extraer conclusiones y, sobre todo, no separar su rendimiento del resto del equipo. «No es el Sergio León CF sino el Elche CF.  Trabaja para el equipo y está en una buena temporada, pero yo le insisto y le reto a que pase de buena a brillante o excepcional«, ha señalado Baraja, quien también ha destacado la evolución positiva que está sufriendo el argentino Franco Cristaldo.

«Está en una dinámica de ir ganando minutos y de pelear por ser titular. Tiene 19 años y cosas que mejorar, pero tiene virtudes como una buena actitud y personalidad. Y eso es muy necesario en un equipo con las exigencias del Elche», argumenta el entrenador.

Baraja agradeció las palabras de elogio que le dedicó esta semana Lolo en los micrófonos de Radio Elche, donde señaló al entrenador como el gran artífice de los resultados del equipo tras recordar que la plantilla está formada por muchos jugadores que llegaron al club después de estar meses sin jugar en sus anteriores equipos.

«Los chicos que podían venir aquí tenían circunstancias muy especiales.Unos estaban lesionados, otros no contaban en sus clubes, necesitaban minutos… Llegaron con unos denominadores comunes y han demostrado que por encima de cualquier jugador está el equipo. Y eso es muy importante porque si no es así no puedes formar parte de nuestra dinámica», ha explicado.

Compartir esta entrada: