“No llegó un delantero porque las opciones no eran buenas”

De Huerta y Rocamora aseguran que nunca hubo acuerdo con Valdez y desvelan que desestimaron otras alternativas que manejaban porque «no superaban el nivel».

Como en su día Fran Escribá priorizó en su lista de necesidades, la cuestión que más interrogantes desataba en la comparecencia del director deportivo y el secretario general del Elche era la no incorporación del delantero. Siguiendo con las preferencias, la número uno era Nelson Haedo Valdez, por quien el club ilicitano consideró abusivas sus pretensiones pese a que la voluntad del jugador paraguayo era vestir de franjiverde y con quien el acuerdo estuvo muy cerca de producirse, según Jesús de Huerta: “No ha llegado un delantero porque el Elche ha considerado que las opciones no han sido buenas. Nos hemos centrado las dos últimas semanas en Valdez y en varios, no ha sido el único. Se han tenido muchas conversaciones con él, yo a lo mejor no, pero sí otras personas, y estaba muy interesado en venir al Elche. Las negociaciones estaban muy avanzadas y al final el que tuvo un poco de dudas fue Nelson. La situación estaba bastante bien pero no pudo ser. Nuestra obligación era buscar las situaciones de los jugadores que tanto nosotros como el mister considerábamos que nos podían aportar cosas. Ese era el lema del club y de Fran. Debía ser un jugador importante y había que poner sobre la mesa lo que pudiéramos”.

En el mismo discurso se han introducido límites económicos y negociaciones de 800.000 euros, por lo que evidentemente la incorporación de un delantero estaría sustentada nuevamente en un fondo de inversión. En este sentido, Rocamora ha expresado que: “Hemos hablado con la Liga varias veces y no nos frenaba, se puede hacer mediante fondos de inversión. No es más que la patronal de los clubes. Nunca hemos llegado a un acuerdo con el jugador. Cerca es que haya un fondo que apueste por el jugador. El Elche no va a pagar en ningún caso más de 800.000 por tres meses

Rubén Vezo

A falta de dos horas para que se cerrase el mercado de fichajes invernal, el Elche tenía atado a Rubén Vezo, joven central portugués del Valencia. Las cantidades casaban, las partes se dieron el O.K. para que se llevara a cabo su cesión, pero finalmente el club ché se echó para atrás. “Tuvimos el ofrecimiento hasta el ultimo día con unas cantidades a las que no íbamos a poder llegar, pero las condiciones bajaron y se dio la posibilidad. A las diez de la noche todo el mundo estaba de acuerdo y Antonio [Prieto] incluso llama a la Liga, pero es el Valencia el que decide no ceder al jugador”, ha contado el secretario general franjiverde, Antonio Rocamora.

Fran Escribá

Ni al Consejo de Administración del Elche ni a la comisión deportiva les preocupa un posible enfado del entrenador, Fran Escribá, al no haber satisfecho sus peticiones en forma de fichajes. “No se le han prometido jugadores que no han venido. Lo que él dice es que no está contento como si me lo preguntas a mí o a Jesús de Huerta. Todos hemos sufrido porque a todos nos gustaría haber fichado más. Tenemos la limitación que tenemos. Él entiende los motivos. Ha sido siempre respetuoso con nosotros, sabe cómo funciona el fútbol. No tiene ningún miedo, confía en la plantilla que se hizo verano”, ha señalado Rocamora y ha continuado De Huerta: “Está claro que el míster había pedido un delantero y los hemos podido tener, pero hemos considerado que no nos convenía. Ha sabido todos los movimientos que íbamos haciendo. Algunos jugadores de los que hemos visto no se lo hemos dicho porque creíamos que no iban a aportar”.

Compartir esta entrada: