Los impagos ahogan al Elche

El club debe hacer frente a 1.1 millones antes del sábado para levantar la carga en las acciones de los abonos de Primera cuando aún adeuda a la plantilla dos meses más el 80 % de la prima.

Las arcas del Elche tiemblan ante lo que se les viene encima en los próximos días. Con la entrada del nuevo año han sido muchos los pagos que se le han acumulado a la entidad ilicitana en el mismo espacio de tiempo, desbordada pese a asignar hace meses unos ingresos por derechos televisivos para tapar obligaciones tales como el montante de la prima de ascenso que falta por abonar a la plantilla de futbolistas y al cuerpo técnico. Pero otros frentes se han priorizado y al club no le ha quedado más alternativa que racionar ese dinero.

Por ejemplo, los 1.1 millones a los que deberá hacer frente, con el próximo viernes como límite, para que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) despignore las acciones adquiridas junto a su carné por los más de 25.000 abonados franjiverde como fórmula para garantizar la devolución de una mínima parte del préstamos de 14 millones de euros concedido por el ente valenciano. El resto, si finalmente ambos lados alcanzan un acuerdo, será asumido en diversos plazos a unos diez años repitiendo la práctica de incluir acciones en los abonos.

En caso de que desde el Martínez Valero no se pague a la Generalitat Valenciana dentro del período previsto, los destinatarios de ese dinero serán los abonados, tal y como establece una de las cláusulas del contrato de compraventa de esas dos acciones por abono al precio de 29’76 euros cada una.

Hay más motivos por los que apretarse el cinturón. Dos de los capitanes del equipo ya han levantado la voz para recordar que la plantilla sigue sin haber percibido la nómina del mes de enero y, naturalmente, tampoco la de febrero. “Me gustaría decir que hemos cobrado, pero no es así. Seguimos esperando a ver si esta semana o la que viene se soluciona”, lamentaba Edu Albacar como ya hizo su amigo Sergio Mantecón hace ya varios días. Desde el club no se muestra preocupación. Entienden con normalidad que se den este tipo de retrasos y hablan de que existe comprensión por parte de los deportistas.

Tampoco la prima de ascenso llega a tiempo y el vestuario continúa sin noticias. Una primera porción del 20% fue liquidada en diciembre, pero resta el grueso, datado para el 20 de febrero. “La prima debería estar pagada ya hace tiempo. Nos dijeron que del 15 al 20 y creo que el 20 ya lo hemos pasado”, ironizaba Albacar con gesto serio. “Ahora –añadía- será del 20 al 25 y, si no, del 25 al 30…”.

Compartir esta entrada: