Cuarta visita a El Madrigal para romper la estadística

Pablo Alcolea | 30/04/2013 07:00 @Pablo_Alcolea

En los tres enfrentamientos anteriores el Elche no ha conseguido ninguna victoria en tierras castellonenses.

El líder de la categoría se enfrentará a un recién descendido que está en una clara línea ascendente y que cada vez, ve más cerca los puestos de ascenso directo. El conjunto franjiverde tratará de conseguir tres puntos que le acerquen un poco más al objetivo que tiene el equipo desde principio de temporada. Sin embargo, los enfrentamientos anteriores entre Elche y Villarreal dan como favoritos a los de Marcelino García.

La del próximo fin de semana, será la cuarta visita del equipo franjiverde a El Madrigal. En los tres enfrentamientos anteriores, el Elche todavía no ha conseguido la victoria, sumando dos derrotas y un empate. El último encuentro disputado entre ambos conjuntos, fue en la temporada 1999/2000. El partido terminó con un 1-0, conseguido por Gica Craioveanu. Por esas fechas, el entrenador franjiverde era Jorge D’Alessandro y algunos de los jugadores que estaban en plantilla eran Claudio, Armentano, Dani Borreguero o el actual entrenador del Fútbol Club Barcelona, Tito Vilanova. En la temporada 1997/98, el Elche salvó un punto ante el Villarreal con un 1-1 en el marcador, gracias a los tantos de Salillas para los locales y de Alejo para el conjunto franjiverde.

El primer enfrentamiento entre Villarreal y Elche, se produjo en la campaña 1971/72. El partido comenzó venciendo el equipo ilicitano con un gol de Sitjà. Los de Castellón le darían la vuelta al marcador con un doblete de Burguete. Los hombres entrenados por Roque Olsen no podrían volver a marcar un gol, y así finalizaría el partido. Con estos números, los hombres de Fran Escribá tienen la oportunidad de conseguir el primer triunfo franjiverde en El Madrigal. Además, con los tres puntos en el bolsillo, el equipo estaría más cerca del ascenso. Ya consiguió la victoria en el partido de ida en el Martínez Valero con un gol de Ferran Corominas.

Compartir esta entrada: