Cual hormiguita

@oscarato87

Otro partido serio ante un rival que tiene todas las papeletas para acabar el campeonato en puestos europeos.  El caso es que se volvió a empatar, y aquí gana casi todo el mundo menos el Elche, que no por bien plantados que esté deja de ser un equipo cojo. Un gol de penalti permitió a los nuestros adelantarse tras una media hora gris, en la que el Villarreal tuvo los acercamientos más peligrosos mediante dos envíos al área de Cani por el costado que guarda el ayer ejecutor de la pena máxima. El uruguayo volvió a fallar despejando hacia la corona del área el centro que precedió al empate local, pero es lo que tenemos y ya hemos hablado de su sustituto en otras ocasiones. En cualquier caso, no fue el único que pudo hacer más.

La segunda parte comenzó más abierta, más amena, y probablemente con una dinámica que a los chicos de Escribá les convenía poco. A la vez que hacían alguna cosita más que llegar al área rival mediante el balón parado, concedían más atrás, y a mayor calidad de los de Marcelino más cerca se olía el segundo de los castellonenses. Los cambios del técnico ex del Zaragoza, Rácing y Recreativo encerraron durante un tramo a los franjiverdes en su mitad del terreno: Uche, Óliver y Trigueros añadían control, y la balanza seguía decantándose para el lado local. Por suerte, Carles Gil y Cristian Herrera lograron sacudirse el dominio ‘groguet’ con algunas acciones de mérito técnico y permitieron al equipo respirar en el tramo final del partido. Finalmente, el empate de puntos se pudo catalogar como justo: un equipo llevó más peligro que el otro al área rival, pero apenas hubo ocasiones manifiestas de gol.

Ahora es necesario ganar al Getafe. Habrá vida después de ese partido, pero el equipo necesita ya una inyección de moral y de puntos en la tabla. El aspecto ofensivo sigue preocupando: si Escribá no deja de insistir en Coro (que además acaba “todos” los partidos) y ayer dio entrada a un Fidel que desde que recibimos al Celta quedó definitivamente claro que no está para ser titular, algo falla. O Carles no trabaja como debe, o Rodrigues no termina de sumar de manera clara, o de todo un poco. Ayer, el primero debería haber sido de la partida en condiciones normales y el segundo haber jugado bastante más que diez minutos. Salga quien salga el domingo, estaremos a tope con ellos.

Compartir esta entrada: