Boakye salva los muebles (2-2)

El Elche saca provechó del debut del ‘9’ que salvó en el último suspiro a los suyos, que estuvieron durante gran parte del partido con uno más.

Boakye presenta sus credenciales. El nuevo ‘9’ del Elche no tardó en demostrar para qué ha llegado al equipo franjiverde. En un agónico final, Boakye fue capaz de sacar algo positivo a un partido gris para los ilicitanos. Pese a ir con un futbolista más casi toda la segunda mitad tras la expulsión de Dubarbier, los ilicitanos no encontraron la profundidad deseada para sacar algo más que el empate. Fue el Almería el que comenzó llevando la manija del juego de un partido en el que no tardó en dar el primer mordisco. Al minuto 10, Soriano, que cerca estuvo de adelantarse en los primeros minutos con un disparo lejano que Manu Herrera desvió a córner, no perdonó a la segunda. El centrocampista se alzó por encima de un despistado Sapunaru y con un gran remate de cabeza ajustó el balón al palo derecho e hizo nula la estirada del meta franjiverde. A raíz del gol, el Elche adoleció de fluidez en el juego propiciado por la fuerte presión en el centro del campo de los locales, que provocó que Rubén Pérez y Carles Gil tuvieran que bajar en exceso y rompió el sistema de los visitantes.

El gol del empate llegó al minuto 30, aunque no exento de polémica. Dubarbier, lateral del Almería, despejó con el codo un centro de Fidel y pese a que Álvarez Izquierdo no lo vio sí lo hizo el línea. Desde los once metros, Edu Albacar, el especialista, no perdonó y con su cañonazo al lateral de la red puso las tablas en el marcador. El partido entró en una fase de ‘toma y daca’ y eso perjudicó a los franjiverde, que se encomendaron a un Manu Herrera que sacó un disparo a bocajarro de los rojiblancos.

El Elche sufrió en sus carnes la dureza de la Primera División y pecó por la oportunidad desperdiciada por parte de Corominas, que falló su remate cuando estaba solo delante de Esteban. Al filo del descanso, un desquiciado Sapunaru hizo penaltis al despejar con la mano un disparo de Aleix Vidal, hecho que presenció el colegiado y no dudó en señalar la pena máxima. Desde los once metros, Verza engañó a un Manu Herrera que intentó despistarlo pero que finalmente se llevó una reprimenda del público además del segundo tanto.

Boakye asumió los galones del ataque franjiverde y saltó al campo en lugar de Manu del Moral y lo mismo hizo Aarón por Fidel. Al 66′ al Elche se le puso cuesta abajo el partido tras la expulsión por doble amarilla de Dubarbier. Pese a ir con uno más, los ilicitanos entraron en una dinámica en la que intentaron ir a por el partido pero no encontraron la profundidad necesaria para conseguir el empate, lo que unido a la gran actuación de Esteban desesperó al equipo de Escribá. Boakye, el ‘9’ del Elche, salvó los muebles en el último suspiro, cuando todos los franjiverde ya daban el partido por perdido. Apareció cuando más se le necesitaba para poner las tablas en el marcador en claro fuera de juego, aunque en ningún momento pensó en el banderín y la enchufó para adentro para volver a Elche con una sonrisa.

FICHA TÉCNICA

ALMERÍA: Esteban; Rafita, Trujillo, Pellerano, Dubarbier; Tébar, Soriano (Azeez m. 71′), Verza, Aleix Vidal (Kiu m. 45′), Suso; Rodri (Óscar Díaz m. 80′).

ELCHE: Manu Herrera; Sapunaru (Mantecón ,. 76′), Lombán, Botía, Edu Albacar; Carlos Sánchez, Rubén Pérez, Fidel (Aarón m. 62′), Carles Gil, Corominas; Manu del Moral (Boakye m. 62′).

GOLES: 1-0, Soriano m. 10′; 1-1, Albacar m. 30′; 2-1, Verza m. 45′; 2-2, Boakye m. 90′.

ÁRBITRO: Alfonso Javier Álvarez Izquierdo, del colegio catalán, amonestó con tarjeta amarilla a Verza , Suso y Trujillo en el Almería y a Botía, Sapunaru, Lombán y Rubén Pérez por parte del Elche. Dubarbier fue expulsado tras ver dos amarillas.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la tercera jornada, disputado en el estadio de los Juegos del Mediterráneo ante la presencia de 9.781 espectadores. Cerca de 500 hinchas franjiverde estuvieron presentes.

Compartir esta entrada: