Un punto y punto (1-1)

El Elche mezcla oficio y puntería en un partido gris • Damián Suárez, de penalti riguroso sobre Botía, puso en ventaja a los franjiverde y Pereira firmó las tablas en un despiste general.

 

Oficio y puntería en cantidades industriales reunió el Elche en El Madrigal para rescatar un punto: metió desde los once metros su único lanzamiento con cierto peligro sobre la meta de Sergio Asenjo y sostuvo a un Villarreal tan vertical como fallón.

A los veinte minutos de partido, a Perbet, verdugo franjiverde en la Copa del Rey, se le atascó la guillotina y echó a la basura dos regalos idénticos de Cani en forma de centro desde la izquierda. Justo antes de los dos affaires visitantes tanto en un área como en la otra. El ariete francés agrandó su despropósito con un penalti torpe sobre Botía de los que hacen los delanteros. Lo transformó Damián Suárez para estrenarse como goleador en Primera División con esa tensa calma que caracteriza al uruguayo a la hora de tomar decisiones cruciales. Al poco, la laboriosa zaga liderada por el central murciano y Pelegrín se durmió como pocas veces y Jonathan Pereira aprovechó un envío de Moi Gómez para batir a un Manu Herrera contagiado por el ataque de narcolepsia de su defensa. El madrileño pudo hacer más en esa acción, pero cumplió en las restantes.

No fueron pocas. Los hombres de Marcelino vivieron en campo contrario durante buena parte del partido con oleadas a las que fue capaz de sobrevivir el Elche. Avisaba Escribá de la posibilidad de refrescar el once ante el carrusel de tres partidos que cargan en las piernas de sus futbolistas en los últimos ocho días y así fue: cambió piezas y también el dibujo. El 4-4-2 ante el Athletic mutó a un 4-2-3-1 con Javi Márquez en el enganche. Desde donde tan atinado partió en Granada, pero en una versión opuesta plagada de imprecisiones en la mayoría de las veces que pretendía conectar con los suyos. Fidel entró en la izquierda por el lesionado Manu del Moral un mes después de su última titularidad, casualmente en la misma jornada en que se recuerda la victoria más reciente de los franjiverde, ante el Celta de Vigo. Y visto el rendimiento que anda ofreciendo el extremo onubense, quizá el técnico valenciano crea en los talismanes como su idolatrado Simeone se fía del horóscopo. Cristian Herrera volvió a sentar a Boakye con el balance entre voluntad y suerte igual de desequilibrado que el del delantero ghanés, y completó el ataque la desorbitada confianza que irradia Coro en su cuerpo técnico, reposicionado a la banda derecha con jugadores específicos o más habituados, como Rodrigues o Carles Gil, ambos utilizados como revulsivos sin más éxito que el de guardar sus frescas piernas para la trascendental cita ante el Getafe en el Martínez Valero. La primera final de verdad.

La realidad del Elche arroja dos vertientes a gusto del consumidor. La positiva estriba en las dos semanas consecutivas sumando ante ‘proyectos Champions’. La fea, que no gana, sumada a una preocupante dificultad para ver puerta. El duelo contra los de Cosmin Contra es de sí o sí.

FICHA TÉCNICA

VILLARREAL CF. Asenjo; Mario, Gabriel, Pantić, Jaume Costa; Bruno, Tomás Pina; Cani, Moi Gómez (Óliver Torres 75’), Pereira (Uche 69’); y Perbet

ELCHE CF. Manu Herrera; Damián, Botía, Pelegrín, Cisma; Carlos Sánchez (Rivera 70’), Rubén Pérez, Javi Márquez (Rodrigues 79’); Coro, Fidel (Carles Gil 58’) y Cristian Herrera.

GOLES. 0-1, Damián (P) (30’); 1-1, Pereira, (42’);

ÁRBITRO. Alberto Undiano Mallenco, del Colegio navarro. Amonestó con tarjeta amarilla a Damián (2’), Jaume Costa (84’)

INCIDENCIAS. Partido correspondiente a la jornada 31 en Primera División, disputado en el estadio El Madrigal, de Villarreal, ante cerca de 16.000 espectadores.

Compartir esta entrada: