El miedo gana al fútbol (0-0)

El miedo ganó el derbi en el Rico Pérez. Hércules y Elche empataron sin goles en un duelo que no pasará a la historia por su fútbol y ocasiones, ya que hubo mucho respeto, quizá excesivo, entre ambos conjuntos. Los alicantinos, faltos de pegada, posiblemente mostraron algo más de ganas de ir hacia arriba por su peor situación clasificatoria y por jugar ante su público, pero los franjiverdes defendieron con solvencia y tuvieron la ocasión más clara del partido con un tiro al palo de Collantes en la recta final.

Josico realizó una auténtica revolución en el once con seis cambios, variando por completo la parcela ofensiva. La medular, mermada por las bajas de Manuel Sánchez y Provencio por sanción, la integraron Gonzalo Verdú, quien adelantó su posición, y la principal novedad, Ismael Benktib, quien debutó como titular con el primer equipo. Arriba, Iván Sánchez y Javi Flores ocuparon las bandas y Nino y Sory recuperaron su sitio como referencias. Primi formó en el centro de la zaga junto a Golobart.

El derbi comenzó como se esperaba, con mucha intensidad e igualdad. Ningún equipo daba concesión alguna, lo que se traducía en falta de ocasiones más allá del balón parado. José Gaspar tuvo la primera en una falta desde la frontal que José Juan repelió de puños. Poco después, Connor pisó área, pero su tiro lo atrapó el meta gallego sin problemas. El Elche apenas dio señales de vida en ataque hasta el cuarto de hora de juego, cuando Sory probó fortuna con un disparo demasiado flojo que se marchó por línea de fondo.

Con el paso de los minutos, el espectáculo puramente futbolístico seguía sin mejorar, había poca idea y creatividad, aunque al Hércules se le veía más asentado sobre el tapete. Pero sus llegadas se reducían a centros al área de Juanjo Nieto que José Juan estaba atento para neutralizar. El nivel de intensidad crecía hasta el punto de vivir una fase con varios rifirrafes, muy típicos de un duelo con tanta rivalidad. Sory, de los más activos en los franjiverdes, protagonizó algunos de ellos, y el árbitro tomó cartas en el asunto con una amonestación evitable.

Con planteamientos tan rígidos y escasos de imaginación y verticalidad, lo más probable era que la opción más clara llegara en un error propio, algo muy común en Segunda B. Y justamente así se produjo para el bando local: Primi estuvo cerca de marcar en propia meta en un mal despeje, pero el balón salió rozando el palo. Aun siendo un bagaje pobre, ya es más que la tarjeta de ocasiones de los visitantes, que ni siquiera hicieron trabajar a Falcón en la primera mitad.

Poco cambio en la reanudación

La reanudación se inició más animada, con más ocasiones en cinco minutos que en todo el primer periodo. Benktib ejecutó una volea desde la frontal que pasó cerca del palo, y Chechu respondió con otro tiro fuera del área que acabó con la misma suerte. La entrada de la ciclogénesis explosiva, o dicho de forma coloquial, que hacía mucho viento, coincidió con una mejora del nivel futbolístico, con más balón raseado y espacios, pero los compases iniciales de la segunda mitad tuvieron algo de espejismo y no se tradujo en un mayor caudal de oportunidades de gol.

Josico y Claudio buscaron soluciones ofensivas desde el banquillo, con la entrada de Collantes y Benja por Iván Sánchez y Sory en un lado y de Salinas y Carlos por José Gaspar, que se marchó lesionado, y Óscar Díaz por el otro. El extremo gaditano tardó poco en hacer intervenir a Falcón, que atajó su flojo chut. Un oasis entre un mar de imprecisiones y despejes.

En todas las previas se habló del respeto y el miedo a perder de ambos equipos, y en cierto sentido, el guion se cumplió. La prioridad era mantener el orden sin descomponerse en las intentonas ofensivas. El Hércules mostraba algo más de ímpetu, pero fue el Elche quien dio el susto a través de Collantes, quien corrió un balón en largo mandado por Edu Albacar y disparó al palo. Pero ni siquiera hubo balones a la desesperada en el tiempo añadido. El temor a perder imperó durante la tarde en el Rico Pérez.

El Elche suma un punto que no le saca de pobre. Alarga su racha a seis jornadas sin vencer, y la victoria del Ontinyent provoca su salida de la zona de playoff por primera vez desde agosto. Josico va de empate en empate en Liga. La próxima cita será ante un conjunto de la zona baja, el Olot. El triunfo no puede esperar más.

Ficha técnica

Hércules: Falcón; Juanjo Nieto, Pol Bueso, Santamaría, Connor; Checa, Pepelu, Navarrete; Chechu, José Gaspar (Salinas, min 62) y Óscar Díaz (Carlos, min 71).

Elche: José Juan; Tekio, Primi, Golobart, Edu Albacar; Iván Sánchez (Collantes, min 65), Gonzalo Verdú, Benktib, Javi Flores (Lolo Plá, min 79); Nino y Sory (Benja, min 75).

Árbitro: Rubén Ruipérez Marín (comité castellano-manchego). Amonestó por parte del Hércules a Pepelu (min 60) y Juanjo Nieto (min 75) y por parte del Elche a Benktib (min 22), Primi (min 32), Sory (min 37) y Javi Flores (min 53).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 18 del Grupo III de Segunda División B disputado en el estadio José Rico Pérez ante 12.800 espectadores, cerca de mil aficionados del Elche.

Compartir esta entrada: