Reacción tardía e insuficiente (2-1)

Rc Sala de Juegos

El Elche cayó por 2-1 frente al Granada en un partido en el que mostró dos caras muy diferenciadas. Para su desgracia, la muy buena fue tardía e insuficiente para corregir la muy mala. Cuajó una primera mitad horrible, en la que encajó dos goles, marcadas de Montoro, y pudo marcharse al descanso con una derrota más abultada de no ser por las intervenciones salvadoras de Edgar Badia. Pero en la segunda, se hizo con el dominio casi total y acortó distancias con un penalti transformado por Xavi Torres a 20 minutos del final, pero le faltó punch para obrar el empate. El doctor Jeykill no pudo solventar las calamidades del señor Hyde.

Como era de esperar, Manu suplió al sancionado Juan Cruz en el lateral izquierdo y Pacheta mantuvo el esquema con cuatro defensas, pero sorprendió con dos cambios más: Karim Azamoum y Josan entraron por Javi Flores y Nacho Gil. Dispuso un trivote más trabajador, con dos stoppers y un box to box, y premió a Josan tras su buena segunda mitad frente al Nàstic de Tarragona (1-0). Cabe señalar que Javi Flores estuvo entre algodones en la preparación del choque por molestias en el costado.

El partido comenzó con fuerzas igualadas para asumir el dominio, pero el Granada mostró argumentos ofensivos más convincentes. Un remate de cabeza desviado de Sory Kaba fue respondido con doble intentona nazarí: un tiro de Quini desde la frontal que Edgar Badia atrapó y un remate de primeras de Adrián Ramos en el área que obligó al meta catalán a realizar una gran parada abajo.

Los locales asumían más peso en el juego y rondaban la portería franjiverde con mayor peligro. Y poco tardaron en adelantarse en el marcador. En el minuto 16, Montoro anotó con un testarazo libre de marca en un córner servido por Vadillo. Como en Tenerife (2-1), el Elche encajó un gol en un saque de esquina mal defendido.

Tras el 1-0, el equipo ilicitano dio pocas muestras de reacción y casi nula resistencia a las acometidas rojiblancas. Faltaban ideas y verticalidad en ataque, con acciones que morían sin consecuencias, y contundencia y orden en defensa. El Granada se sabía superior, se crecía y creaba ocasiones con una facilidad pasmosa. El Elche se salvó de un resultado más abultado antes del descanso gracias a las intervenciones meritorias de Edgar Badia, el mejor con diferencia.

La lista de oportunidades claras llega hasta cuatro: Fede Vico no conectó bien con el balón en la frontal del área pequeña sin oposición; dos faltas de Vadillo, la primera salvada por Edgar Badia y la segunda por el palo; y el propio meta catalán sacó con el pie el tiro tras el rechazo de la segunda falta. Además, el árbitro perdonó un posible penalti de Manu sobre Vadillo.

Por los franjiverdes, tan solo un centro raso de Josan y un disparo al borde del área de Manuel Sánchez, ambos atajados por Rui Silva. El trivote aportaba muy poco fútbol, Iván Sánchez apenas podía aparecer, bien por la escasez de balones o el marcaje férreo, y Sory Kaba estaba desacertado. 

La losa del 2-0 parecía cuestión de tiempo, y llegó justo a dos minutos de la retirada a los vestuarios. En una jugada originada en una falta lateral, Montoro empujó la pelota a la red en el área pequeña tras un desafortunado intento de despeje de los visitantes. El Granada ampliaba su renta de forma justísima, e incluso se puede decir que hizo méritos para un resultado más ‘gordo’.

Media parte buena no basta

En los primeros compases de la segunda mitad, el Elche gozó de más posesión en campo rival, también concedido por un Granada que vivía relativamente cómodo con el repliegue y podía salir al contragolpe. Los franjiverdes, através de la combinación, estuvieron cerca de acortar distancias pronto: Sory mandó un balón al palo en un chut dentro del área tras zafarse del central y que Rui Silva desvió ligeramente. Pacheta metió más carácter ofensivo al campo con la entrada de Javi Flores y Nino por Manuel Sánchez y Karim Azamoum.

El tiempo pasaba y el equipo ilicitano necesitaba un gol que avivase sus esperanzas. Sory lo intentó de nuevo con un cabezazo desviado. Y en el minuto 70, el delantero guineano provocó el penalti con el que el Elche pondría el 2-1 por medio de Xavi Torres. El meta Rui Silva trabó a Sory, que ganó un centro al espacio con la ‘punterita’, y el mediocentro engañó al arquero desde los once metros.

Con más de un cuarto de hora por delante, la tendencia del partido era claramente favorable a los franjiverdes. Pacheta puso toda la carne en el asador con el ingreso de Benja por Iván Sánchez, que tuvo menos brillantez que en las citas anteriores. El ariete catalán estuvo a punto de igualar el electrónico, pero su remate de cabeza lamió el palo. El Elche lo intentó por activa y por pasiva, con varios centros al área, pero adoleció de remate para obrar la machada de neutralizar un marcador desfavorable en casa del líder.

El equipo ilicitano sufre dos derrotas consecutivas a domicilio tras ‘estrenarse’ en Majadahonda (1-3). La cita se presentaba muy dura, pero le queda el sabor amargo de quedarse a medio camino de arañar algo positivo. Como en tantas ocasiones, la falta de pegada le lastró. Por lo menos, tiene el consuelo de que mantiene su ventaja sobre el descenso. Le toca rehacerse la próxima jornada contra el Numancia (sábado, 18:00 horas), un rival directo en la pelea por la salvación.

Ficha técnica

Granada: Rui Silva; Víctor Díaz, Bernardo Cruz, Martínez, Quini; Fede San Emeterio, Montoro (Nico Aguirre, min 46); Antonio Puertas (Pozo, min 64), Fede Vico, Vadillo (Alberto Martín, min 76); y Adrián Ramos.

Elche: Edgar Badia; Alexander, Dani Calvo, Gonzalo Verdú, Manu; Manuel Sánchez (Javi Flores, min 63); Iván Sánchez (Benja, min 78), Xavi Torres, Karim Azamoum (Nino, min 63), Josan; y Sory Kaba.

Goles: 1-0, Montoro (min 16); 2-0, Montoro (min 43); 2-1, Xavi Torres de penalti (min 70).

Árbitro: César Soto Grado (comité riojano). Amonestó por parte del Granada a Fede San Emeterio (min 24) y Montoro (min 41) y por parte del Elche a Alexander (min 28), Gonzalo Verdú (min 35) y Sory Kaba (min 90+1).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 22 de Segunda División disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante cerca de 10.000 espectadores. Los jugadores del Elche saltaron al césped con una camiseta que rezaba «¡Ánimo Neyder y Gonzalo!» por sus compañeros lesionados.

Foto: LaLiga

Compartir esta entrada: