Triunfo de mínimos (0-1)

Con lo justo. Así sacó el Elche CF los tres puntos de Montilivi para tomar aire en la clasificación. El penalti transformado por Sergio León en el minuto 16 fue el clavo ardiendo al que se agarró el equipo franjiverde, que repitió alineación por primera vez en la temporada. Esta vez, el juego desplegado fue inferior al del sábado pasado, pero el botín fue mayor. Cosas del fútbol.

Tras un inicio de tanteo en el que el Girona tuvo algo más de protagonismo con balón, llegó un agarrón en el área de Lejeune sobre Lolo de esos que se producen varias veces a lo largo de cada encuentro. El árbitro no dudó y señaló la pena máxima que, esta vez sí, transformó el ‘9’ del Elche.

A partir de ahí, el Girona cayó en el nerviosismo y fue controlado por el equipo de Rubén Baraja, que sin brillantez se mostró ordenado y seguro. Tuvo incluso un fogonazo ofensivo con el que pudo encarrilar la contienda, ya que en el 37′ el propio Sergio León recogió un rebote de la zaga local y anduvo cerca de volver a ver puerta y, seguidamente, Álex Moreno probó fortuna en dos ocasiones. Sus zurdazos se marcharon cerca del poste de Becerra.

Los rojiblancos, que habían realizado dos sustituciones por lesiones de Aday y Sobrino en la primera mitad, dieron entrada a Eloi Amagat por el también maltrecho Pere Pons en la reanudación, agotando así su cupo. Y con el nuevo pitido arbitral cambiaron las tornas. La segunda parte fue gerundense y el conjunto ilicitano achicó agua sin mostrar demasiada capacidad de robo.

Baraja movió su banquillo con tres cambios entendibles, pero que en su totalidad mandaron un mensaje muy conservador: Armando entró por Isidoro para pelear en el juego aéreo, mandando a Caro al lateral derecho; Cifuentes ingresó por León, dejando a un Álvaro con mayor capacidad para guardar la pelota en punta; y finalmente, Ilie sustituyó a un agotado Álex Moreno.

Con todo, el bagaje ofensivo del Girona no se tradujo en numerosas ocasiones de peligro. Las más claras fueron un disparo ajustado de Sanchón que Javi Jiménez mandó a córner y dos de Mata: un mano a mano tras acción individual que se topó con el cuerpo del meta visitante y un cabezazo que salió por encima del larguero.

En los minutos finales, los de Machín se rompieron buscando la igualada y el Elche rozó la sentencia, pero falló el último toque. Tampoco hubo acierto gestionando las posesiones, empezando por un Espinosa al que se le supone calidad para estos menesteres. Los últimos compases, por suerte para los chicos de ‘El Pipo’, no presentaron muchos sobresaltos. El zurrón de vuelta a la ciudad de las palmeras guardará 23 puntos que pronto harán olvidar una segunda parte deficiente.

 

Ficha técnica

Girona: Becerra; Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune; Clerc, Pere Pons (Eloi Amagat, 46′), Granell, Aday (Javi Álamo, 12′); Felipe, Rubén Sobrino (Jairo, 40′) y Mata.

Elche: Javi Jiménez; Isidoro (Armando, 52′), Lolo, Caro, Álex Martínez; Pelayo, Mandi; Espinosa, Álvaro, Álex Moreno (Ilie, 75′) y Sergio León (Cifuentes, 65′).

Árbitro: José Luis Munuera Montero, colegio andaluz. Amonestó a Lejeune (15′), Jairo (40′), Eloi (83′) y Mata (92′) en los locales. A Lolo (42′), Mandi (75′) y Pelayo (86′) en los visitantes.

Espectadores: 3.449.

Incidencias: Partido correspondiente a la 17ª jornada de la liga Adelante, disputado en el Estadio de Montilivi (Girona).

 

Compartir esta entrada: