Cristaldo coge sitio en la medular

Cristaldo fue una de las novedades en la alineación del Elche contra el Mirandés. Fue el escogido por Rubén Baraja para suplir a Pelayo en la medular, en una demostración de valentía que ya dejó entrever en la previa del partido. Y en su primera titularidad, el futbolista argentino respondió a la confianza de su entrenador siendo uno de los hombres más destacados de los ilicitanos en Anduva. Su actuación en el municipal burgalés es una magnífica baza para asentarse en el once.

El ’16’ franjiverde jugó en el doble pivote junto a Mandi, al igual que en el pasado encuentro frente al Llagostera, cuando reemplazó al lesionado Pelayo a los 20 minutos. También arrancó en ese puesto en la segunda parte contra el Numancia y Huesca. El contexto del partido ante el Mirandés, con ritmo rápido y mucho contragolpe, era propicio para que Cristaldo mostrara una gran versión. El argentino realizó un magnífico trabajo, aportando dinamismo y criterio al juego del Elche y siendo disciplinado para ocupar su parcela en defensa.

El futbolista cedido por Boca Juniors, objeto de deseo de la dirección deportiva franjiverde desde el pasado verano, llegó en el mercado de invierno con el cartel de ‘trescuartista’, pudiendo moverse tanto por las bandas como por el centro, como hizo en choques anteriores. Sin embargo, donde más se le ha visto con la camiseta del Elche ha sido como mediocentro, aunque siempre con libertad para dejarse ver por zonas más próximas al área contraria.

El gran encuentro que cuajó el argentino en tierras castellanoleonesas incrementa sus posibilidades para convertirse en un habitual en el centro del campo del conjunto ilicitano, que ha contado con multitud de parejas a lo largo del curso. La lesión de Pelayo, que estará fuera de los terrenos de juego aproximadamente un mes, el rendimiento inferior de lo esperado de Ilie, el asentamiento de Lolo como central y la poca confianza de Baraja en Álex Felip hacen pensar que dispondrá de más ocasiones para demostrar su valía como titular.

La presencia de Cristaldo en la medular dota al Elche de mayor calidad, capacidad asociativa y vocación atacante en comparación a otras opciones. Pero también provoca que el equipo ilicitano pueda dar la impresión de estar partido, con las líneas muy separadas, y que Mandi tenga que aumentar sus ya generosas prestaciones en tareas de destrucción. A buen seguro que Baraja intentará idear una manera de que Cristaldo encaje como mediocentro en encuentros con fútbol más estático sin tener que renunciar a algunas de sus virtudes ofensivas.

Sobre su posición sobre el césped fue preguntado Cristaldo anoche en el programa ‘A todo gol’ de TeleElx. El moronense reconoció no ha jugado habitualmente en el centro del campo antes de aterrizar en el equipo ilicitano, pero afirmó que se está sintiendo muy cómodo en su adaptación a esa demarcación, al igual que cuando ha actuado por la banda. «Me gusta porque se tiene mucho la pelota y se juega hacia delante«, dijo.

Héctor, reivindicación y talismán

Otro franjiverde que tuvo la oportunidad de reivindicarse en Anduva fue Héctor, que no disputaba ningún minuto desde la visita a San Mamés y fue de la partida por Espinosa. El jugador canario, titular en los diez primeros partidos de Liga, realizó uno de sus mejores encuentros con la camiseta del Elche, con asistencia incluida a Sergio León en el gol del empate a uno, después de tocar de cabeza un balón largo.

Curiosamente, las dos victorias del cuadro ilicitano fuera de casa en la segunda vuelta han sido con Héctor en la alineación. La primera se produjo en la jornada 22 ante el Bilbao Athletic y la segunda, el pasado sábado ante el Mirandés. Con el futbolista cedido por el Atlético de Madrid en el once, el balance del Elche es de seis triunfos, cuatro empates y tres derrotas.

Compartir esta entrada: