“El Elche acierta con Gaby”

axa-banner-publi

“Si el Elche buscaba sustituto para ‘La Roca’, acierta; Gaby puede dar el nivel”. Es el aval de José Ángel Crespo, excompañero de la reciente incorporación franjiverde. El futbolista sevillano de 27 años, cedido esta temporada al Córdoba por el Bolonia, compartió vestuario con Mudingayi, precisamente en la capital de la Emilia-Romagna, durante la temporada 2011/12, la que más y mejores minutos disputó en Serie A (2992 en 34 partidos). Aquel buen año le valió un contrato con el Inter de Milán. “Era un toro”, recuerda Crespo sin limitarse a destacar únicamente su destreza en el trabajo sucio: “Guarda muy bien la posición por delante de la defensa. Es un buen cinco. Técnicamente no tiene mal pie, juega con serenidad y tantos años en el máximo nivel le han dado mucha experiencia”.

En su análisis, naturalmente, el zaguero lateral de El Arcángel incide en la carencia de ritmo de competición del centrocampista defensivo congoleño, aunque augura que será una tara con sencilla solución: “Tiene un físico privilegiado y supongo que no se habrá dejado. Le costará un poco coger la forma, pero con entrenamientos y minutos la recuperará”.

Su personalidad también se apunta en la lista de virtudes: “Es tranquilo, tuve una buena relación con él y nunca tuvo ningún problema con nadie”, señala un Crespo que, por ello, le confiere otra importante capacidad: “No es violento”, pese a que “por su fortaleza algunas acciones parecen más aparatosas de lo que son realmente”, asegura. Las estadísticas le dan la razón: nunca cumplió más de dos ciclos de tarjetas amarillas y en sus nueve campañas en la élite mundial sólo fue expulsado tres veces.

Salvo el inicio en Bélgica, Mudingayi ha desarrollado toda su carrera profesional en Italia. Y como en cualquier traslado en el fútbol, el estilo varía. En este caso el cambio afecta sobremanera a su demarcación: acostumbrado al repliegue del Calcio con elevado número de hombres por detrás de la pelota, en España encontrará más a menudo la necesidad de multiplicar su presencia en la zona ancha. Pero en la tarea de “apagafuegos”, como Crespo la denomina, el africano es especialista: “El fútbol español le puede ir bien. Destaca en las situaciones más difíciles, cuando el equipo se queda descubierto”. A Gaby le toca recoger el guante.

FOTOGRAFÍA: Africa Top Sports
Compartir esta entrada: