Correa elogia la filosofía de juego de Toril

Dentro del buen tono general del Elche, uno de los jugadores destacados del partido fue Rober Correa. El lateral cedido por el Espanyol de Barcelona acabó el partido pletórico de facultades, demostrando que puede ser un elemento importante para el equipo tanto en defensa como en ataque.

El jugador ha repasado este martes la victoria ante el Rayo. Un triunfo que califica como «importante«, aunque advierte de que no hay nada hecho y de que el equipo no puede car en la euforia o la relajación porque «se equivocaría«. «Estamos contentos porque superamos a uno de los gallitos y demostramos que tenemos un buen equipo», ha señalado el jugador.

«Hay que seguir paso a paso porque eso nos llevará al éxito y no pensar que por ganar al Rayo vamos a ir entre los primeros porque nos confundiríamos», ha añadido el lateral, quien entiende que uno de los secretos del nuevo Elche es su atrevida y atractiva propuesta futbolística.

«Muchos jugadores han venido aquí por eso, por la forma de jugar. El entrenador siempre nos dice que intentemos jugar desde atrás», desvela Correa, quien señala que Toril «nos da mucha confianza porque le gusta jugar sin mirar al rival y no renunciar a nada».

Rober Correa, que se define como un jugador «agresivo en defensa al que le gusta atacar», se ha mostrado satisfecho de su actuación personal, ya que dijo que el partido ante el Rayo era su «carta de presentación a la afición y quería demostrar que vengo a ayudar».

El futbolista recuerda que el Elche cuenta con un «equipo nuevo que necesita encajar las piezas». «El club ha hecho un esfuerzo increíble para tener buenos jugadores, el nivel es muy bueno y poco a poco iremos para adelante», ha dicho.

El lateral calificó al Girona, próximo rival, como un equipo que «no dará una pelota por perdida y que peleará mucho». «Juega con tres centrales y siempre tiene gente de calidad arriba», ha explicado Correa, que tendrá enfrente el sábado al ex franjiverde Cifuentes. «No lo conozco mucho pero me han dicho que también le gusta atacar», ha señalado.

A pesar del respeto que impone el Girona, que lleva dos años rozando el ascenso, Correa dice que el Elche no debe obsesionarse con las virtudes del rival, ya que aseguró que «si trabajamos y hacemos bien las cosas seremos difíciles de batir».

Correa ha justificado los discretos resultados de la pretemporada al señalar que se trata de un periodo «para probar cosas y conocernos» y admitió que el equipo está más tranquilo al haber incorporado a dos delanteros de nivel como Guillermo y Nino.

El jugador, tras un mes de adaptación al club y a la ciudad, afirma estar contento en una entidad de la que elogia su «magnitud«. «Ojalá el Elche pueda estar en Primera, sería un sueño para todos«.

«Ya dije que si tenía que volver al Espanyol, bien, pero que si me tengo que quedar aquí lo haría encantadísimo«, comenta el lateral, quien confía en que poco a poco y gracias al trabajo del equipo la afición se vaya enganchando al nuevo proyecto.

Por último, el lateral se mostró feliz por el gran arranque de temporada que han tenido Asensio y Burgui, dos de sus ex compañeros en el Espanyol, en Primera.

Compartir esta entrada: