El atacante catalán lamenta que Lesma López invalidara su chilena y avisa de que espera «hacer algún otro así y que valga»

Pedro Ortuño ¦ 04/02/13 07:00 @pedroortuno

El viaje de vuelta del Elche a territorio peninsular estuvo marcado por una sensación generalizada de que el botín logrado en Las Palmas debió ser mayor. Los franjiverdes no fueron mejores que su rival ni en juego ni en ocasiones, pero la realidad -ese lugar donde sólo importan los goles- es que merecieron ganar. Lo evitó un error arbitral. El colegiado Lesma López anuló un gol estratosférico a Ferrán Corominas por fuera de juego inexistente y el premio para los ilicitanos se quedó en un punto.

Coro hizo un tanto de museo, de los que dan valor a una hora y media de fútbol insípido, o de un «súper clase», como lo definió Escribá un rato después. El catalán durmió con el pecho un balón colgado por Edu Albacar desde la izquierda y, de espaldas a la portería, sin mirar a Barbosa, lo superó por su escuadra con una deliciosa aunque estéril chilena. «Me salió un golazo y es una pena porque cuando marcas un gol así y te lo anulan siendo legal te mosquea un poco más. Espero hacer algún otro así y que valga», lamenta Ferrán al tiempo que se resigna a dar el empate como positivo: «A priori era un campo difícil y un punto no está mal, a parte los resultados del resto de equipos de arriba nos han beneficiado, pero nos queda mal gusto porque pudimos ganar», afirmaba nada más bajar del autobús que recogió a la expedición en el aeropuerto de El Altet.

Minutos después de la acción del partido, Lesma López y Corominas volvieron a ser protagonistas. El delantero del Elche marró un mano a mano y, en el rebote, cayó ante el portero local reclamando la pena máxima. «Me para el remate y después parece que me arrolla porque yo ya no llego. Al principio parecía que pitaba penalti, pero después no sé si se echó para atrás y pitó saque de puerta», relata el futbolista. Y ahí quedó la cosa. El gerundense no se dirigió al árbitro en ningún momento y asumió los hechos como se dieron.

Malos recuerdos

El gol invalidado trasladó a los franjiverdes a la otra punta del país, cuando, meses atrás, un banderín en alto volvió a privar, esa vez a Fidel, de una diana legal en Lugo. Aún así, el grupo descarta cualquier tipo de persecución y muestran comprensión hacia los trencillas: «En el vestuario hemos hablado que ya se han dado dos o tres jugadas así. Es difícil arbitrar, a veces se equivocan a favor y otras en contra y hay que aceptarlo. Este tipo de acciones suelen estar equilibradas cuando acaba la liga», confía Coro.

El ’25’ del Elche seguirá, por lo tanto, empatado a seis goles con Edu Albacar en lo más alto de la tabla de anotadores franjiverde.

 

Compartir esta entrada: