Nino es una palabra muy seria

Rc Sala de Juegos

Todos hemos crecido en esta ciudad con la famosa frase de Sixto Marco: “Elche es una palabra muy seria“. Hay alguien que se está ganando a pulso desde 1998 que cambiemos, al menos futbolísticamente hablando, el sujeto de esa oración. Nino por Elche. ¿O igual Nino y Elche ya pueden funcionar como sinónimos?

El partido contra el Sporting B lo podríamos dividir en dos partes. 60 minutos Antes de Nino y 30 minutos Después de Nino. O, mejor dicho, 33. En el minuto 93 llegó el 2-1 que permite a los de Pacheta viajar a Gijón con una ventaja. Mínima, cierto. Pero anímicamente el golpe es importante respecto a la situación en la que estaba la eliminatoria en el minuto 75.

De Nino pocas cosas se pueden escribir que no se hayan escrito ya. No podrá jugar 90 minutos, pero le valen quince para voltear un partido ante rivales que podrían ser sus hijos. Demostró tener más colmillo que nadie en dos acciones que definen su carrera balompédica. Primero apareció de la nada para remachar una dejada de Sory y después elevó sus 169 centímetros entre torres mucho más altas para cabecear el 2-1. A casa se fue con la ovación de una afición rendida a sus pies que, a la salida del estadio, le cantó el “Nino, selección“.

Seguros AXA

Del resto de partido sí se pueden decir cosas. Aviso para navegantes, de cara a la vuelta y a lo que se podría encontrar el Elche en la ronda final. Ganar no es fácil, ni en Primera ni en Segunda ni en Segunda B. Al Elche le costó crear peligro y se vio por detrás en una acción posterior al balón parado, donde no debería verse superado por un filial. Cosa a mejorar de cara a Gijón, sea en Mareo o en El Molinón.

De todos modos, hay que elogiar la capacidad de supervivencia que tuvo el Elche con el 0-1. Hubo momentos en los que se olió el 0-2, con el equipo algo nervioso por el resultado en contra. Se aguantó y se levantó el marcador gracias a un tipo que lleva dos décadas metiendo goles. Ojalá aguante primero unas semanas más y luego otro añito más, por lo menos.

PD: A uno le alegra especialmente que el 2-1 llegara de esa conexión Flores-Nino que puede marcar diferencias en esta eliminatoria. El Sporting B, por calidad individual, le podría ganar la partida al Elche. Salvo que estos dos jugadores conecten sobre el terreno de juego como conectaron en la noche de este domingo en el Martínez Valero.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: