El equipo Actimel

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Chuck Daly fue un gran entrenador de baloncesto. Entre sus equipos destacan dos: los Detroit Pistons que ganaron dos anillos entre finales de los 80 y principios de los 90 y el Dream Team de Barcelona 92. Para el recuerdo, además de esos éxitos, dejó una frase célebre: «Los ataques ganan partidos y las defensas ganan campeonatos«.

El campeonato del Elche es el ascenso a Segunda División. Y, de un tiempo a esta parte, la defensa está siendo su principal virtud. En el Martínez Valero ya cuesta recordar cuál fue el último gol encajado, pero es que tampoco es fácil traer a la memoria el último día en el que José Juan tuvo que firmar una actuación de santoral para que el equipo sumase algún punto.

Contra el Lleida faltaba Neyder y el equipo venía de encajar tres goles en 15 minutos. Dicho sea de paso, ante un equipo como el Mestalla, demoledor en ataque. Parecía el día para acabar con esa racha, pero no. El Elche de Pacheta se ha convertido en el equipo Actimel, donde los defensas destacan día sí y día también.

Unos defensas que son capaces de firmar exhibiciones como las que viene firmando Neyder desde enero, esta vez ausente. O de dominar ambas áreas con un central de altos vuelos como Gonzalo Verdú, el señor de los aires. ¡Qué manera de quedarse solo y de marcar los tiempos en el 2-0! Para ponerle el vídeo una y otra vez a los niños que empiecen a aprender el remate de cabeza.

Seguros AXA

Tekio y Manu siguen poniendo candados por sus bandas. Y el último refuerzo del equipo Actimel ha sido Zotko, que se quitó la espinita del día del Mestalla, donde le tocó sufrir fuera de su posición. Hay que elogiar también las ayudas de un Manuel Sánchez defenestrado por Josico que está haciendo un tramo de temporada a gran nivel. En el campo es donde tiene que hablar y lo está haciendo.

Flores y Nino, qué ataque

Que el Elche está bien en defensa es un hecho y, siguiendo la teoría de Daly, hay que rezar para que el buen hacer siga hasta el mes de junio. Mantener la portería a cero en unos playoffs es fundamental. Pero es que este Elche no es sólo defensa, también tiene armas en ataque. ¡Y qué armas!

Por ejemplo, me cuesta creer que cualquier entrenador de Segunda B pueda permitirse el lujo de dejar en el banquillo a Nino o a Javi Flores en cada partido. Pues Pacheta lo hace cada semana. Uno trata de ponerse en la piel del míster y no debe dormir la noche antes de decidir a cuál de los dos dejar en el banquillo. Parece un sacrilegio.

Luego llega el partido, pones a Nino y te mete un golazo de volea. Te agrandas y piensas: «he acertado». Pero llega la hora de partido, sacas a Javi Flores y te ofrece media hora súblime de pases armando contragolpes. Ahí ya empiezas a dudar de cara a la semana próximo. Y entonces llega el momento en el que el fútbol para el tiempo. Ese momento que vale el precio de una entrada. La virguería de Flores en la acción de penalti. El gif de esa jugada me la voy a poner en favoritos, por lo menos hasta finales de mayo. ¡Qué jugada! ¡Qué jugador! ¡Qué (bendito) marrón tiene Pacheta para poner a Nino o a Javi Flores!

Foto: Sonia Arcos – Elche CF. 

Compartir esta entrada: