Construyendo una historia con final feliz

Adrián Cedillo ¦ 07/01/13 07:00 @Adrcedillo

Fran Escribá parece empeñado en convertirse en historia viva del Elche comandando al mejor equipo que haya pasado por el Martínez Valero. Pero no sólo eso, el valenciano es, de momento, el director de la mejor escuadra de la historia de Segunda división, al menos durante la primera vuelta de campeonato.

Con los tres puntos logrados ante el Sabadell, el Elche ha pulverizado el récord que compartían Betis y Atlético de Madrid, dos históricos donde los haya, como mejores equipos tras la primera vuelta de torneo en la categoría de plata. Verdiblancos y colchoneros ostentaban esta marca con 46 puntos, algo que ya es pan comido para los pupilos de Escribá, con 48 puntos en su casillero cuando todavía queda una jornada para llegar al ecuador de la liga.

Pensar en 51 puntos es una barbaridad incluso para algunos equipos en un campeonato entero, incluso serían muchos los que firmarían alcanzar esa marca tras las 42 jornadas allá por el mes de agosto. Y no parece que esto influya en el bueno de Escribá, que sigue erre que erre, manteniendo su discurso y pensando en el próximo partido, contra el Guadalajara. No parece papeleta fácil a priori, aunque para este equipo sigue sin haber pico demasiado alto.

Tampoco era fácil ganar ayer en el Martínez Valero. Los fantasmas del pasado pueden pesar mucho, pero se convierten en sábanas finas para el Elche de los récords. La temporada pasada, por ejemplo, el líder de Segunda jugaba el primer encuentro del año ante el Alcoyano, un rival asequible a priori, pero los vecinos del interior forjaron la campanada y dieron comienzo a la caída libre del conjunto dirigido por Bordalás. Muchos temían que ese retorno a casa tras el parón navideño volviera a tener efectos negativos en su equipo, que tanto ha permitido soñar y disfrutar durante las fiestas. Pero ni si quiera un gran Sabadell provocó que el dátil mecánico cambie su dinámica positiva, logrando la décima victoria, un pleno de diez como local.

Once puntos sobre el tercero y dieciocho de ventaja ante el primer equipo fuera del playoff, aunque eso ya apenas se mira. Unas cifras de récord, unos números para la historia, una temporada para el ascenso.

Compartir esta entrada: