Todo sigue igual en el Elche

AytoElche_CampanaCompras_Banner1170x344px

Con todas las cartas encima de la mesa una vez Juan Anguix mandara su oferta formal para hacerse cargo del Elche, la reunión entre las dos partes, con los expresidentes del Elche Diego Quiles y Amador Poveda como mediadores, no ha durado ni media hora. Al término de la misma, la conclusión más clara es que, por el momento, todo sigue igual en el club franjiverde, ya que la actual directiva con José Sepulcre a la cabeza lo fían todo al préstamo de 20’5 millones de euros. Para el presidente del club ilicitano una vez analizada la oferta del empresario valenciano considera que era “insuficiente y poco concreta”.

El dirigente cree que si la propuesta hubiera sido “interesante en la que hubieran habido unos mecanismos que se pudieran actuar” se hubieran “replanteado la situación” pero como no ha sido así dice que seguirán trabajando en busca de soluciones. “La reunión ha durado dos minutos. Ellos dicen que no les parece suficiente pero de todas formas considero que ha sido un paripé durante dos días en el que la afición exigió las reuniones pero en la primera no se hizo nada y en la segunda tampoco. No hay intención de solventar los problemas ni de tomar ninguna decisión”, ha dicho un “desilusionado” Juan Anguix.

El exvicepresidente considera que el actual consejo de administración sigue esperando “a los Reyes Magos con el préstamo como única solución, que sí aliviaría un poco los problemas pero ha añadido que dentro de seis meses estarían igual. “El equipo está en graves problemas y no hacen nada. Es vergonzoso porque hay que pagar a toda la plantilla de trabajadores. Va ser muy difícil, desgraciadamente si no llega el préstamo estamos más en Segunda B que en Segunda. Por impago a nivel administrativo se baja una categoría más. Si no llega el préstamo dudo mucho que sean capaces de pagar a los jugadores porque están pignorados los derechos de tv, se deben las nóminas… Eso es el plan que quieren llevar”, ha explicado.

De momento, ambas partes confirman que no habrán más reuniones, algo que Juan Anguix lamenta puesto que considera que esto tendría que solucionarse ya: “Tenía previsto reunirme en Madrid con posibles fichajes porque el lunes empiezan los jugadores a entrenar y el 3 está el Villarreal. No hay tiempo, es un SOS. Veo que esto se acaba”. Por su parte, Diego Quiles, que ha ejercido de mediador, se va con “pena por no haber podido ayudar” y entiende que esta es una situación “bastante complicada económicamente dentro del club y eso hay que intentar resolver”.

Compartir esta entrada: