Comenzamos

 

Chimo Baeza | 19/08/2013 00:40 @chimoeneas
Hoy empieza nuestra liga. Nuestra Primera División, que todavía me cuesta asimilarlo tras tantos años en el desierto. En mitad de agosto, cuando todavía estamos debatiendo si la Palmera de la Virgen de este año ha sido mejor que la de hace dos y cuando todavía (los que pueden) están con el cuerpo a remojo en Santa Pola o Arenales o en destinos más exóticos. Pero son tres puntos tan importantes como los de la jornada 38, porque se trata de ir sumando poco a poco, ahora o en abril. Y más si los puntos se disputan a un equipo como el Rayo.

Vivimos tiempos de cambio en la Liga. Dejando a un lado los tiempos en los que el Arenas de Getxo jugaba en Primera, de toda la vida Barça y Madrid han sido superiores al resto de equipos, pero no había que esperar a un milagro para ver campeones a un Valencia o a un Depor. De hecho, lo raro, durante años y años, fue ver ganar al Madrid en Riazor. Ahora lo raro sería que el Madrid no goleara en el estadio coruñés (si no hubieran descendido, claro). Y lo que vale para el Depor vale para nosotros y para casi todos los equipos dejando a un lado a los dos gigantes. El título está vetado y las distancias entre clase media y clase baja se estrechan cada vez más. Podemos dar la campanada en el Bernabéu o en el Camp Nou, en un día de despiste o de cansancio extremo, pero la mayoría de equipos saben (sabemos) que no hay que contar con esos tres puntos, por triste que parezca. Contra el Rayo es diferente, claro. Contra el Rayo y contra el resto de equipos cada partido es un partido de seis puntos: los tres que se ganan y los tres que se hacen perder a los rivales. Y así hasta final de Liga.

Va a ser duro, sobre todo mentalmente, sobre todo cuando todavía ni nos hemos ido de la playa, pero tocará confiar un año más en esto grupo de personas que nos han hecho tan feliz. Empezamos sin un nueve puro en nuestra plantilla (Álvaro mediante, por supuesto). De momento, podemos sobrevivir sin él, como no sólo sobrevivimos, sino que rendimos maravillosamente en el comienzo de la pasada temporada, con Coro jugando como falso nueve. Pero esto es demasiado largo, tan largo que habrá partidos que exijan soluciones y planteamientos diferentes a lo largo de los 90 minutos y habrá que rezar para que llegue un ariete de garantías. Porque sí, porque esto es tan largo que comienza todavía en pleno agosto… pero cuando uno llega toda una vida esperando ver a tu Elche en Primera lo que se ha hecho larga ha sido la espera para que todo comience.

Compartir esta entrada: