El clavo ardiendo al que Borja Martínez puede agarrarse

Borja Martínez ha iniciado la pretemporada consciente de sus pocas posibilidades de disponer de minutos en la competición. Una situación que le han transmitido Pacheta y Nico Rodríguez, que como a Olmo, le han abierto la puerta de salida. El entrenador franjiverde indicó el pasado viernes que cuenta con “cinco mediapuntas muy definidos para tres posiciones”: Iván Sánchez, Josan, Nino y los fichajes Fidel y Pere Milla. “Hoy no quiero más”, aseguró.

Posteriormente, nombró a Borja Martínez como sexta opción. Una evidencia de que ahora mismo está prácticamente fuera de sus planes para la línea ofensiva. “Lo va a tener un poco más difícil, pero con él estoy encantado”, dijo. Pero Pacheta le dio al extremo alicantino un clavo ardiendo al que puede agarrarse para lograr un sitio en la plantilla. Deslizó que le probará como lateral izquierdo: “Igual algún día le ponemos de lateral, donde ya le pusimos en competición alguna vez. Vamos a ver si es ese segundo lateral”.

El Elche necesita un lateral zurdo para competir con Juan Cruz tras la salida de Manu Rodríguez. Sin embargo, Borja Martínez podría convencer a Pacheta durante la pretemporada de que puede desempeñar esa función. Sus primeros ‘test’ apuntan a darse en los amistosos contra Athletic Torrellano (viernes, 19:30 horas, Polideportivo Isabel Fernández) y UD Ilicitana (sábado, 19:00 horas, Díez Iborra). Cabe señalar que ninguno de los siete canteranos que están trabajando con el primer equipo es lateral izquierdo.

Utilizado como carrilero

El ex del Ebro actuó como carrilero zurdo en esquema 5-1-3-1 en algunos partidos del pasado campeonato. Ante Málaga (2-0) y Real Zaragoza (2-0), aportó profundidad y llegada por la banda, además de su ya conocido buen golpeo de balón. De hecho, marcó un golazo de falta contra los andaluces. Y ofreció unas prestaciones defensivas correctas.

Ante el Cádiz (5-1), con victoria franjiverde por 0-1 al descanso, algunos goles amarillos se originaron por su banda. Con la entrada de Salvi y Lekic al inicio del segundo periodo, el Cádiz focalizó sus ataques por el costado de Borja Martínez, quien se vio desbordado. Ni mucho menos había que darle toda la responsabilidad negativa al alicantino. Pero el técnico del cuadro gaditano, Álvaro Cervera, encontró una debilidad en el lado zurdo del Elche.

Bajo su habitual dibujo 4-1-4-1 (moldeable a 4-2-3-1 o 4-4-2), Pacheta probaría a Borja Martínez en pretemporada con un papel distinto, ya que no es igual actuar de lateral que de carrilero. Como lateral, no sería el único integrante de la banda, pues contaría con el apoyo defensivo del extremo. Aunque tendría menos ayuda del central zurdo, que da muchas coberturas en esquema de tres centrales.

Ante todo ello, el alicantino deberá demostrar su capacidad para ‘reconvertirse’ de extremo a lateral. Al menos, si quiere tener más opciones de quedarse en la plantilla y gozar de mayor participación en el campeonato. Tiene varios ejemplos conocidos en los que fijarse: Jordi Alba, Aleix Vidal, Juanfran Torres o más recientemente Jesús Navas.

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: