Las claves de una buena dinámica

Son diversos los factores que han contribuido a que el Elche CF encadene seis partidos sin perder. Los 12 puntos de 18 posibles constituyen la mejor racha del equipo en el presente ejercicio y en Diario Franjiverde consideramos oportuno hacer un breve repaso a aspectos influyentes en la misma.

Sergio León no es flor de un día

El delantero cordobés está mostrando una regularidad poco esperada a principios de temporada. Las buenas sensaciones mostradas en las jornadas iniciales han sido una constante en toda la primera vuelta. Sin ir más lejos, en la victoria del pasado sábado ante el Alcorcón dio la asistencia del 1-0 y anotó el segundo. Pero el ‘pichichi’ de la categoría no puede sustentar solo al equipo, sobre todo cuando el resto de jugadores han sumado la escasa cifra de diez tantos de los veintidos que el club suma en total.

El gran momento de Javi Jiménez

Cuando el ‘9’ no ha acudido a su cita, allí ha estado el portero logroñés para ayudar a sumar puntos. Javi Jiménez se halla en el mejor momento de una temporada hasta el momento buena, pero que ha tenido borrones puntuales en forma de error. Sus partidos ante Mallorca y Valladolid fueron claves para sostener el juego de un Elche más dubitativo, su último enfrentamiento mejorable queda ya lejos y en la última jornada alejó con solvencia el poco peligro que generaron los jugadores rivales.

La vuelta del capitán

Si bien no es del todo pertinent simplificar las dinámicas de resultados por la entrada o no de un futbolista de brega, el caso de Lolo tampoco se queda en un mero tópico. El peor momento de la temporada ilicitana llegó en su ausencia y tras su vuelta al once el equipo se ha rehecho de manera progresiva. La experiencia del central y mediocentro que no tuvo sus mejores tarde en Zaragoza está siendo clave meses después en el joven grupo franjiverde.

Las dos goleadas, enterradas

Los 4-1 encajados ante Llagostera y Mirandés han pasado a la historia. Aquello fue una lección valiosa para el grupo que dejó ciertas secuelas a corto plazo, pero ya está superada. La plantilla ha exprimido el balance de goles de 13 a favor y doce en contra en las doce fechas posteriores, acabando la primera vuelta a tres puntos de la zona de playoff y a once del descenso. Además, el equipo vuelve a intentar recuperar el dominio mediante la posesión del balón, especialmente como local.

Baraja lo tiene claro

El técnico vallisoletano se ha mantenido fiel a sus ideas. Dejando a un lado retoques puntuales en algunas jornadas (cambio de extremo que manda a Espinosa a la banda contraria o modificación de algún rol en la zona defensiva), ‘El Pipo’ va de frente y se ha ganado el control de su vestuario manteniendo una coherencia, un núcleo duro de efectivos y siendo inflexible con los jugadores que considera que no dan el cien por cien. Guste más o menos, la idea es reconocible.

La segunda vuelta deja al Elche en una situación cómoda de cara a conseguir el objetivo inicial, que no es otro que la permanencia. A partir de ahí, intentarán pelear por sus opciones de ocupar un vagón en la zona de promoción de ascenso, objetivo que Baraja elude hoy para evitar frustraciones e inculcar el trabajo diario a sus pupilos. No será fácil, ya que la Liga Adelante es una competición igualadísima y complicada en la que seguramente vuelvan a venir mal dadas, pero el conjunto franjiverde es hoy más competitivo que hace mes y medio.

Compartir esta entrada: