Girona, territorio Cifuentes

Hace tiempo que  Miguel Ángel Cifuentes ‘Cifu’ tiene señalado en su calendario en rojo la fecha del próximo sábado. El lateral regresará a Montilivi, un escenario que le encumbró como futbolista profesional y que le permitió regresar al Elche por la puerta grande tras un año de exilio en Girona. Admite el granadino que no es un partido más, sino una cita «especial y distinto» porque allí vivió una temporada «espectacular«, solo eclipsada por el trágico final y ese ascenso que se escapó en el último segundo del descuento.

«Fue mi primer año profesional, el primero fuera de casa y fue espectacular. Salió casi todo redondo», recuerda el jugador, cuyo rendimiento en el Girona le valió para ser reconocido como uno de los mejores defensores del campeonato. Vuelve Cifu a un estadio y a una bandas que conoce bien, si bien en el Elche existe un debate sobre si debe actuar como lateral o de interior.

En Girona no tenía ese problema, porque era el dueño de todo el carril, pero no sucede lo mismo en el Elche. Mientras Baraja se decide, Cifu afirma que a él le da igual, ya que se siente cómodo en ambas posiciones, si bien admite que le es más sencillo sorprender en ataque si lo hace desde una posición más retrasada.

A pesar de las estadísticas, que dicen que el Elche solo ha sumado dos puntos de 12 posibles, Cifu afirma que el partido llega en un buen momento para el Elche, ya que en su opinión el equipo salió «reforzado» pese a empatar ante el Tenerife. Asegura el granadino que el Elche fue muy superior, dispuso de infinidad de ocasiones y que recuperó la confianza y la alegría del inicio de la temporada.

De cara al partido ante el Girona, Cifu alerta de que el equipo catalán al que ha seguido bastante por estar muchos de sus ex compañeros y por ser el conjunto que juega ante el equipo que va a recibir el Elche, mantiene «la misma filosofía de juego y el mismo estilo» que le llevó a rozar el ascenso la pasada temporada.

«La idea no ha cambiado y será un partido complicado. Era un equipo que apretaba mucho y que sabía a qué jugaba», avisa el lateral del Elche, quien se ha mostrado convencido de que el Girona, pese a haber ganado solo un partido como local, no acusa el «el síndrome» del pasado año, cuando se quedó a las puertas del ascenso en su estadio. «El palo está olvidado«, añade.

El lateral del Elche considera que su equipo tiene que estar atento en defensa a los cambios de juego y a las subidas de los laterales y «saber aprovechar los espacios» que puedan dejar los carrileros en sus subidas al ataque. Aunque por encima de todo, Cifu pide «igualar o superar» la intensidad con la que se maneja el cuadro catalán.

Renovación

En cuanto a su renovación, iniciada por el club ilicitano hace varios meses y que no llega a concretarse, Cifu asegura que está «tranquilo»,ya que señala que «pase lo que pase será por el bien de todos». «Si renuevo perfecto, porque mejor que aquí no voy a estar en ningún sitio y si no también, porque será porque he recibido algo bueno», ha explicado.

Por último, el jugador ha admitido que, por vez primera en la temporada, no tiene garantía de ser titular, a pesar de estar recuperado de los problemas físicos que sufrió semanas atrás. Isidoro no afloja atrás y va a más en el lateral, mientras que en la banda derecha Espinosa parece fijo si Baraja apuesta por Álvaro como media punta.

«Ya dije este verano que jugar en este equipo iba a estar complicado, porque hay un grupo muy competitivo. Intentaré ganarme un puesto para lo que sea, para jugar de titular, un rato o animar desde aquí si no viajo», ha finalizado.

Compartir esta entrada: