Reencuentro con un pasado reciente

Miguel Ángel Cifuentes y Cristian Herrera vivirán este sábado un partido especial en Montilivi. Ambos futbolistas del Girona se verán las caras ante el Elche, club en el que pasaron tanto por el filial como por el primer equipo. El zujareño y el grancanario coincidieron en el Ilicitano que estuvo cerca de clasificarse para el playoff de ascenso a Segunda hace tres temporadas y no salieron de la mejor forma del club franjiverde.

Cifuentes, canterano del Elche, regresó a la entidad del Martínez Valero para jugar en el filial en 2012 tras una gran temporada defendiendo los intereses del Orihuela, con el que disputó el playoff de ascenso a Segunda División. En el Ilicitano se ‘recicló’ de extremo a lateral diestro, consiguió un ascenso a Segunda B y se quedó a las puertas de disputar el playoff de ascenso a Segunda División.

Su destacado papel en el filial blanquiverde llamó la atención del Girona, que le dio la oportunidad de debutar en la categoría de plata en la temporada 2014/2015. Su rendimiento en su primera etapa como albirrojo fue espectacular, despertando admiración en los seguidores de la Segunda División con sus galopadas por la banda. Indispensable en el carril diestro, el esquema 3-5-2 del conjunto dirigido por Pablo Machín le viene como anillo al dedo para sus características. Jugó 41 partidos y marcó un gol. Además, fue nominado a mejor defensa del campeonato en los premios de la LFP.

En esa campaña, ‘Cifu’ tocó la Primera División con la punta de los dedos con el Girona, que inesperadamente, se movió por las primeras posiciones de la tabla durante toda la Liga. Pero el equipo catalán no pudo poner el broche de oro a su magnífica temporada, que finalizó tercero con 82 puntos, los mismos que el segundo, el Sporting, con el primer ascenso a la máxima categoría de su historia.

El futbolista zujareño volvió al Elche para formar parte de la primera plantilla y llamado a tener un peso importante en un equipo que tuvo que formarse con escasez de tiempo y recursos por su descenso administrativo a Segunda. Comenzó el curso siendo fijo para Rubén Baraja, pero fue perdiendo protagonismo cuando rechazó las propuestas de renovación planteadas por el club ilicitano, al que estaba vinculado hasta junio de 2016.

En el pasado mercado invernal, Cifuentes cerró su periodo en el Elche, después de 17 encuentros disputados, marchándose cedido al Málaga pero habiendo sellado un compromiso con el club blanquiazul hasta 2019. El jugador andaluz daba el salto a Primera, sin embargo, todavía no sabe lo que es debutar en ella, ya que estuvo inédito en el segundo tramo de competición como ‘boquerón’.

Ante las escasas oportunidades que presumiblemente iba a contar, el Málaga decidió en el presente mercado estival ceder a Cifuentes al Girona, donde el zujareño espera recuperar su mejor fútbol, el que mostró precisamente vistiendo de albirrojo.

Cristian Herrera aterrizó en el Elche para jugar en el filial en el verano de 2013 con 20 goles con el filial de Las Palmas en Tercera División como carta de presentación. El ariete grancanario cayó de pie en el equipo franjiverde, pues anotó 12 goles en sus 13 primeros partidos con el Ilicitano.

Sus extraordinarios números con el filial obtuvieron la recompensa de la llamada de Fran Escribá para jugar en el primer equipo. Su debut en Primera, el 24 de noviembre de 2013, difícilmente pudo ser mejor: marcó el tanto que le dio la victoria al Elche frente al Valencia (2-1) saliendo desde el banquillo. El técnico valenciano siguió contando con Cristian Herrera, que finalizó el curso con 22 participaciones, 13 como titular, y 3 goles con el primer equipo. Tal era la confianza del Elche en el delantero de Las Palmas como futbolista de futuro que amplió su contrato hasta 2019.

En el siguiente curso, ya como integrante de la primera plantilla, Cristian Herrera estuvo totalmente eclipsado por la figura de Jonathas y no dio el salto cualitativo que se esperaba de él. Jugó 30 partidos, pero sólo 11 como titular, y anotó un gol.

Con el descenso administrativo del Elche a Segunda División, el punta grancanario quiso abandonar el club blanquiverde a toda costa y rompió su vinculación de forma unilateral, motivo por el que la entidad del Martínez Valero anunció que emprendería acciones legales contra el jugador.

Cristian Herrera fichó por uno de los ‘gallitos’ de Segunda, el Almería, donde la fortuna no le acompañó. Disputó 13 partidos, 6 como titular, y marcó 2 goles, ambos a su exequipo, el Elche, en Copa del Rey.

El último día del pasado mercado invernal, Cristian Herrera cambió de aires y se marchó al Girona, donde ha ofrecido un alto nivel desde que se incorporó a su disciplina, con la que tiene contrato hasta 2018. La pasada campaña, jugó 23 partidos, 19 como titular, y marcó 7 goles con el conjunto albirrojo. Su llegada y la de Lekic mediada la Liga resultaron vitales para que el Girona mejorara sus prestaciones ofensivas, una de las claves de la excelente segunda vuelta que le permitió clasificarse para el playoff por segundo curso seguido. En la postemporada, eliminó al Córdoba en semifinales, pero cayó en la final ante Osasuna, que saboreó las mieles del ascenso.

Tanto Cifuentes como Cristian Herrera completaron el primer partido del Girona de la campaña 2016/2017 ante el Sevilla Atlético (3-3). Presumiblemente, los dos serán titulares en la visita del Elche a Montilivi (sábado, 19:00 horas).

Dorca, Pelegrín y Germán vistieron de albirrojo

La tarde de reencuentros no sólo será por el bando gerundense. Dorca, Pelegrín y Germán Parreño son los tres jugadores del Elche que han defendido los colores del Girona en una etapa anterior de su carrera.

Dorca es el franjiverde con la etapa más longeva en el Girona. Vistió la camiseta albirroja durante seis temporadas, desde la 06/07 hasta la 11/12, y en tres categorías diferentes: Tercera, Segunda B y Segunda.

Pelegrín jugó en el cuadro catalán en la temporada 03/04. Llegó procedente del filial del Zaragoza. Allí compartió vestuario con Delfí Geli, actual presidente del Girona, y Argensó, portero que tuvo un paso efímero de media temporada en el Elche.

Mucho más reciente fue el paso de Germán Parreño por el Girona, pues formó parte de su plantel la temporada pasada, cedido por el Espanyol. Su única aparición en partido oficial defendiendo la portería albirroja se produjo en un partido de Copa del Rey ante el Nàstic. Isaac Berrera, último Zamora de Segunda y ahora guardameta del Real Valladolid, era su rival por un puesto en la alineación.

Compartir esta entrada: