CD Numancia, juego directo con el escudo de Los Pajaritos

Pablo Salazar | 15/03/2013 07:00 @PaoloSalazar

El equipo soriano tan solo ha perdido tres partidos en su feudo en esta temporada y solamente ha encajado seis goles 14 choques.

El CD Numancia es uno de los ilustres de la Segunda División. Su particular estilo de juego se entiende como una evolución a partir de su estadio. Los Pajaritos es un campo complicado, difícil y duro en el que los equipos suelen caer en la trampa. Las ajustadas dimensiones del campo unidas a las bajas temperaturas de Soria y a las condiciones del césped lo convierten en un feudo casi inexpugnable.

Los números le avalan. Y es que el Elche tan solo ha ganado una vez de los nueve enfrentamientos que ha disputado en campo soriano, otra meta que los de Escribá se han planteado derribar. Ante sí, el cuadro ilicitano tendrá a uno de los equipos más combativos de la categoría que, además, saldrá a resarcirse por el 4-0 que los franjiverde le endosaron en su visita al Martínez Valero. Su principal arma es su estadio, en él son más fuertes, se crecen. Están acostumbrados a lidiar con las bajas temperaturas y con los campos helados y saben exprimir sus oportunidades y los números le avalan, ya que tan solo ha perdido tres partidos allí y ha encajado 6 goles en 14 partidos.

Su juego va de la mano con su filosofía. Tradicionalmente, el CD Numancia elaboraba un juego directo y sin complicaciones, contando con un delantero tipo ‘tanque’ arriba y buenos futbolistas con desplazamientos de balón en largo, por lo que en el juego aéreo pocos le superaban. Ahora, los de Pablo Machín han intentado hacer evolucionar este estilo añadiendo algún ‘pelotero’ en el centro del campo y dos auténticas balas en las bandas. Antonio Tomás y Natalio dan calidad a su juego e intentan canalizar el ataque por las bandas, donde Cedric es un verdadero quebradero de cabeza para los laterales rivales por su velocidad.

El Numancia es un equipo humilde confeccionado con jugadores del perfil económico medio-bajo. Biel Ribas, Antonio Tomás o Isidoro fueron los fichajes con más renombre junto con el canterano del Atlético de Madrid, Pedro. Su técnico, Machín, varía el esquema en función del rival y del campo, cambia del 4-3-2-1 al 4-4-2 empleando normalmente siempre a un punta estático en el ataque como Juanjo, que pese a ser el delantero centro tan solo lleva 3 goles, mientras que Natalio lleva 11 en su cuenta particular. En estos momentos, los sorianos ocupan la 12ª posición con 38 puntos, ha ganado 9 partidos, empatado 11 y perdido otros 9.

Compartir esta entrada: