La herida no se cierra (2-1)

Una nueva derrota entró en el saco franjiverde, la segunda seguida. Esta vez sin buena imagen, ya que el conjunto de Alberto Toril mostró lo peor de sí, concesiones en defensa mediante. Tras una primera parte en la que aguantaron el tipo, el Elche dio su brazo a torcer en la reanudación.

Luis Pérez por el sancionado Correa y Edu Albacar por Iriondo fueron los cambios respecto al encuentro ante el Cádiz. El Real Oviedo, por su parte, salió con un ofensivo 4-4-2 que presentaba a Susaeta y el debutante de inicio Saúl Berjón en los costados y Linares y Toché en punta.

El ex del Eibar fue el principal peligro de los locales, poniendo en alerta a Juan Carlos y al joven lateral diestro andaluz. El otro Juan Carlos, meta azulón y ex del Elche, respondió en el primer minuto a una volea de Nino y media hora después a un disparo lejano de Pablo Hervías. Linares, otro ex palmerero, también probó fortuna.

El partido llegó al descanso con un par de ocasiones por parte de ambos bandos y el condicionante de un deteriorado césped. No fue esto óbice para que el Oviedo sentenciara a la vuelta de vestuarios. En el 49, Berjón recibió de Toché y la puso con la izquierda desde el costado para que el veterano punta conectara a la red el remate al primer toque delante del punto de penalti. Y a los diez minutos, Susaeta aprovechó una pérdida de Albert Dorca en la frontal y un resbalón de Sergio Pelegrín para ampliar la diferencia con un tiro cruzado.

Toril realizó un doble cambio, sacando del campo a Luis Pérez y a Liberto por Josete y Guillermo. Fue el vasco quien puso un medido centro desde la derecha para que Nino conectara un gran remate de cabeza a la escuadra de la meta local. Era el minuto 75 y el Elche, que dio entrada a Fabián, recortaba distancias con el 2-1, pero ya era tarde. Los de Fernando Hierro cogen aire gracias a un conjunto franjiverde que no ataja su sangría en la retaguardia.

Ficha técnica

Real Oviedo: Juan Carlos; Fernández, Héctor Verdés, David, Christian; Susaeta (Vila, 91′), Torró, Erice, Saúl Berjón (Varela, 77′); Linares (David Rocha, 70′) y Toché.

Elche CF: Juan Carlos; Luis Pérez (Josete, 63′), Armando, Pelegrín, Edu Albacar; Dorca (Fabián, 76′), Álex Fernández; Liberto (Guillermo, 63′), Pelayo, Hervías; Nino.

Goles: 1-0, Toché, min. 49. 2-0, Susaeta, min. 59. 2-1, Nino, min. 75.

Árbitro: David Pérez Pallas (comité gallego). Amonestó a Fernández (35′), Toché (78′) Cristian Fernández (83′) y Susaeta (84′).

La afición reconoce el trabajo del equipo

Los 8.700 aficionados que se desplazaron al Martínez Valero tuvieron una tarde movida. El partido fue un carrusel de emociones que acabó con la derrota del Elche. Aun así, la grada apoyó al equipo por su esfuerzo y varios tramos de buen juego.

Tras el tradicional canto del ‘Aromas Ilicitanos’ y el minuto de silencio, los seguidores apoyaron a los chicos de Alberto Toril y pronto tuvieron el regalo del gol de Pelayo. Por supuesto, no faltaron los cánticos en contra de Javier Tebas, presidente de la LFP. A los quince minutos, llegó el mazazo de la expulsión de Correa, y poco después el empate de Ortuño. Se notó, pero al descanso hubo aplausos porque el equipo estaba intentando recomponerse del accidente.

El buen hacer del conjunto ilicitano, comandado por Nino y Hervías, espoleó a la afición durante la segunda mitad. El gol no llegaba y la presión a los gaditanos y al colegiado intentaba sumar en la lucha por desnivelar la balanza, pero el Cádiz se avanzó por el silbado Güiza, que entró en la segunda mitad.

El gol de Armando a poco del final provocó el estallido del graderío, justo al contrario que el definitivo 2-3. Con todo, la afición coreó «Elche, Elche» al término del encuentro por la sensación de resultado injusto en base a lo observado en el terreno de juego. Y, por supuesto, el debutante Fabián Ruíz tuvo un cálido recibimiento en el día de su debut.

A la enésima va la vencida

Empieza un nuevo año en el que el Elche quiere mejorar sus números en casa. Tras mejorar en la recta final de 2016 con 7 puntos de 9 posibles en el Martínez Valero, los hombres de Alberto Toril quieren empezar 2017 brindando una victoria ante su afición. Enfrente estará un peligroso Cádiz, que tras sus últimos tres victorias holgadas y consecutivas se sitúa cuarto en la clasificación.

Lejos queda ya el ascenso que los amarillos le arrebataron a los franjiverdes en tierras ilicitanas hace 35 años. Ahora son otros recuerdos recientes los que los aficionados palmereros lamentan, aunque nunca amarga vencer a este rival. Los recién ascendidos, que derrotaron al Hércules en la final del playoff de bronce, guardan más nexos con el Elche: jugadores, directivos e incluso algún entrenador.

En su enésimo intento por conseguir la segunda victoria seguida de la temporada, Toril podría seguir apostando por el 4-4-2 utilizado en las dos últimas jornadas. Guillermo ha firmado muchos de los últimos tantos del equipo y la ascendencia de Nino sigue presente. De ser así, Pelayo podría perder su puesto en el doble pivote en favor de Álex Fernández respecto al encuentro disputado en Reus.

En defensa, Iriondo cubrirá la baja del sancionado Edu Albacar y la presencia de Sergio Pelegrín no está asegurada. Pero la mayor duda estriba en el costado derecho, ya que Liberto ha tenido molestias musculares durante la semana y Hugo Fraile no ha gozado de continuidad. Se abre por tanto una puerta para utilizar el llamado doble lateral en un encuentro en el que podría debutar el joven Fabián Ruíz, cedido por el Real Betis.

En el costado opuesto, Pablo Hervías o el propio Liberto se las verá con el ex franjiverde Javier Carpio. Pero el mayor peligro gaditano, obviando al goleador Alfredo Ortuño, vendrá por el carril zurdo con la dupla Brian-Álvaro García. Ambos alimentarán el olfato del delantero otrora pretendido por el Elche. Si el ariete no tiene su tarde, los locales tendrán el camino allanado.

Posibles alineaciones

Elche: Juan Carlos; Rober Correa, Armando, Pelegrín, Iriondo; Liberto, Dorca, Álex Fernández, Hervías; Guillermo y Nino.

Cádiz: Alberto; Carpio, Aridane, Sankaré, Brian Oliván; Garrido, Eddy, Abdullah; Salvi, Álvaro y Ortuño.

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (comité navarro).

Estadio: Martínez Valero.

Día y hora: domingo, 18:00.

Foto: Elche CF

Confianza en empezar bien el año

El entrenador del Elche Alberto Toril ha comparecido en rueda de prensa este mediodía como antesala del partido del próximo domingo frente al Cádiz. «Ya tenemos ganas de que llegue, son muchos días sin competir. Además, es un partido en casa, los jugadores han vuelto muy bien de las vacaciones… Es una buena oportunidad de conseguir la segunda victoria seguida, se dan los componentes para que hagamos un buen partido«, declaró con optimismo el técnico cordobés.

Tuvo buenas palabras para el próximo rival, de quien dijo que «acabó el año a buen nivel». En opinión del míster franjiverde, el Cádiz «va a tratar de no encajar gol, de hacer el partido largo… y luego tienen cambios que les dan posibilidad de mejora para sorprender en la segunda parte». También destacó la banda izquierda gaditana, «con los centros del lateral Brian y el peligro de Álvaro García delante». Evidentemente, sumó al carro de posibles amenazas la capacidad rematadora de Ortuño, «que es determinante en la categoría».

Pese a las buenas vibraciones, Toril reconoce que el equipo anda un poco justo en la parte ofensiva. «Hasta mañana no sabremos si Liberto estará para jugar, tiene un problema muscular y tenemos que esperar un poco», desveló. El extremo se suma así a Eldin Hadzic en el capítulo de dudas.

El joven preparador cree que es importante el apoyo de la afición para alejarse de la etiqueta de irregular: «Tenemos cuatro partidos importantes que nos pueden marcar si podemos aspirar o no a algo más que permanecer en Segunda. Habláis de irregularidad, pero casi todos los equipos tienen altibajos. Otros tienen tres o cuatro derrotas seguidas, como el Getafe, cosa que nosotros no. Ahora venimos mejorando como equipo. Necesitamos dar ese pasito adelante este domingo«, sentenció.

En el capítulo de novedades, Toril confirmó la presencia de Fabián Ruíz en la lista de convocados, ya que lo ve «a buen nivel», y también que la operación de Borja Valle está cerrada. «El Dépor tuvo un inconveniente con las lesiones. En el momento en el que fichen a algún jugador que tengan pendiente, Borja vendrá. Espero que sea la próxima semana», aclaró.

Además, agradeció el comportamiento de Lolo, última baja del club, ya que opina que ha sido excepcional. Y añadió: «Fui sincero con él, le avisé el 14 de agosto de que tendría más problemas que otros para entrar en el equipo, una vez vi la estructura del mismo». Toril mantuvo en el aire la continuidad de Hugo Fraile, supeditada a las llegadas en el presente mercado invernal, y subrayó su confianza en Iriondo: «Tuvo el problema de la llegada de Albacar, porque se juntaron tres laterales zurdos, pero ha seguido trabajando duro y vamos a contar con él».

Foto: Elche CF

 

 

Otro invierno de reformas

Nadie dijo que fuera fácil. El accidentado regreso a Segunda División está provocando constantes cambios en un Elche que busca encontrar la tecla que le devuelva a la cima de nuestro fútbol. Sin prisa pero sin pausa, cada período de traspasos importa en el camino. Buena muestra de ello fue el período invernal la temporada pasada, y el presente mercado invernal lleva camino de serlo.

Pese a contar con distintos entrenadores y directores deportivos y rondar la quincena de fichajes en ambos veranos, el club ilicitano se ha visto forzado a realizar retoques que suban el nivel de competitividad al grupo. Las numerosas salidas y algunos desaciertos, unido a los problemas económicos, han configurado un escenario inquieto.

La salida de Lolo Ortiz es ya la tercera de este tramo, tras las desvinculaciones ya anunciadas de Pol Freixanet y Javier Noblejas. Estando en la primera semana de enero, es probable que haya una cuarta, ya que Hugo Fraile ha entrado poco en los planes del entrenador Alberto Toril. En el sentido contrario, ha llegado Fabián Ruíz y está cerca la rúbrica de Borja Valle, pero se buscará ampliar la nómina de altas.

Hace un año, el Elche finalizó el mes de enero con cinco salidas y cinco caras nuevas. Si bien Samu Martínez, Liberto Beltrán y Michael Anaba poseían dorsal del filial y todos menos Miguel Ángel Cifuentes fueron operaciones a préstamo, Nono incluido, todos habían disputado minutos en el primer equipo. Los tres primeros no jugaron para el Ilicitano durante la 2015-16.

Javier Noblejas, Álex Felip, Franco Cristaldo, Eldin Hadzic y Hugo Fraile fueron las cinco incorporaciones. Resulta evidente que su etapa como franjiverdes no ha sido fructífera, ya que los tres primeros están fuera del club y los dos últimos tienen un papel testimonial en el actual proyecto.

Esta temporada, debido a las restricciones salariales impuestas por la Liga de Fútbol Profesional y a las necesidades concretas de la actual plantilla, el mercado invernal no será tan agitado. Pero cabe poca duda: habrá varios cambios, probablemente un mínimo de seis en total, en el intento por pasar pocos apuros, lograr la permanencia pronto y ver si se puede aspirar a cotas más altas. Esperamos que, en este caso, a menor cantidad el cambio traiga mayor calidad.

 

Un año tendente al gris

El año que finaliza ha tenido momentos positivos y negativos para el Elche CF. Por supuesto, los primeros han sido minimizados por el escenario actual. El descenso en los despachos del club producido en 2015 aún pesa en el entorno franjiverde, que sueña con recuperar su sitio en la élite del fútbol español, algo para lo que aún parece queda trabajo por delante.

Episodios amables

Pese a todo, el contexto pudo haber desembocado en una situación peor que la actual. La temporada anterior, el equipo de Rubén Baraja, confeccionado a toda prisa en el verano del pasado año, eludió la zona de peligro con solvencia, llegando incluso a provocar expectativas de ascenso que no llegaron a consumarse a la hora de la verdad. Durante el presente ejercicio, el grupo de Alberto Toril lleva buen marchamo de puntos de cara a conseguir el primero de los objetivos: una permanencia tranquila.

En el primer caso fue clave Sergio León, delantero que obtuvo el trofeo de máximo realizador de Segunda y provocó un traspaso relativamente satisfactorio para las arcas del club -caso Petxina a un lado-. En el segundo caso, la vuelta de jugadores queridos por la grada como Sergio Pelegrín, Edu Albacar y, sobre todo, Nino, está ayudando al equipo a mantener el tipo en la categoría. También ayudan agradables sorpresas como el meta Juan Carlos o el extremo Pablo Hervías.

Episodios amargos

Por desgracia, futbolistas llamados a ser importantes en el proyecto como Javier Matilla y Mandi se perderán, probablemente, lo que resta de temporada por graves lesiones. Tampoco ayudó la inoportuna lesión de Armando Lozano durante la segunda vuelta de la 2015/16, que restó por entonces competitividad al equipo. La enfermería ha dificultado el discurrir del Elche en su intento de recuperar su sitio en el panorama futbolístico.

Pero lo peor sigue estando en el ámbito institucional, que de manera indirecta está impartiendo a los aficionados un tedioso máster en materia jurídica. Por desgracia, 2017 promete ofrecer más capítulos en este apartado. Directivos con el pasado manchado, voces críticas sin capacidad de tomar las riendas, problemas con la Liga de Fútbol Profesional, un proceso concursal, subastas anuladas, y un manojo de dudas en el saco del grupo inversor Skyline han seguido espoleando el ambiente. Entre medias, el Instituto Valenciano de Finanzas, que quiere recuperar su dinero. Obviamente, la parte deportiva se ha visto salpicada con constantes cambios, siendo el fugaz paso del entrenador Lucas Alcaraz el punto álgido en este sentido.

Habrá que esperar para saber qué acontecimientos deparan los próximos doce meses. La primera parada será el partido del domingo frente al Cádiz en el Martínez Valero, que ansía recuperar el calor de muchos aficionados cansados de polémicas y dificultades.

Fabián llega por Navidad

Fabián Ruíz es el primero de los fichajes de invierno del Elche. El club ha oficializado el acuerdo con el jugador y el Real Betis, que lo cederá hasta final de temporada. El joven futbolista se unirá a sus nuevos compañeros en las sesiones preparativas realizadas a la vuelta de las vacaciones de Navidad.

El jugador ha declarado en la radio del club verdiblanco que su reto es «coger experiencia y minutos y llevar al Elche lo más alto posible», a la vez que agradeció que el Betis siga contando con él por la oferta de renovación hasta el año 2020.

Los franjiverdes tienen así sustituto para el lesionado de gravedad Javier Matilla, que se perderá lo que resta de temporada. El mediocentro de 20 años disputará por un puesto en la medular con Dorca, Pelayo y Álex Fernández tras no entrar en los planes de su último entrenador, Víctor Sánchez del  Amo.

Fabián es un jugador alto, dinámico y con buen toque de balón con su pierna izquierda. El canterano del Betis debutó con el primer equipo andaluz hace dos temporadas en Segunda División con 18 años. Además, disputó encuentro en Primera de la mano de Juan Merino y Gustavo Poyet. Una lesión y el cambio de entrenador frenó su trayectoria en el Villamarín.

Fabián cubrirá las necesidades en la sala de máquinas del Elche, cuya dirección deportiva trabaja para incorporar a dos jugadores más, un delantero y un extremo derecho polivalente. Parece segura la llegada de al menos un jugador más, sea o no el apalabrado Nauzet Alemán, que deberá adaptarse al contexto económico del club ilicitano.

Foto: Number1Sport

La LFP da luz verde a los fichajes

El presidente Diego García ha confirmado esta tarde que el Elche CF tendrá la autorización de la Liga de Fútbol Porfesional para aumentar la partida económica destinada a incorporaciones de cara al mercado invernal. Por tanto, se espera que la entidad franjiverde incorpore, como mínimo, a dos nuevos jugadores independientemente de las bajas en plantilla que se produzcan.

Dirigentes del club se han reunido hoy con los mandatarios del organismo nacional de fútbol y esperan que la autorización oficial llegue a finales de la presente semana. El dirigente ilicitano dijo que confía en “complacer los deseos del cuerpo técnico y contratar a uno o dos futbolistas, además del jugador que cubra la ausencia de Matilla”.

Además, García confirmó que no necesitarán “forzar ninguna salida», aunque eso no sea impedimento para que «el jugador que no quiera permanecer en la plantilla pueda salir”. A colación, el director deportivo José Luis ‘Chuti’ Molina reconoció en las últimas horas que el guardameta Pol Freixanet y el mediocentro Lolo Ortiz tenían pocas opciones de jugar esta temporada.

Molina también desveló que el club ya tiene acuerdos con algunos futbolistas a la espera de que se produzca el visto bueno de la LFP y de que rescindan con sus actuales clubes. Estas operaciones, por tanto, están hoy más cerca de materializarse.

Además de la casi segura llegada del bético Fabián Ruíz para el centro del campo, el Elche suspira por contratar a dos hombres de ataque que cubran todas las posiciones del último tercio de terreno: un futbolista de tendencia exterior y otro con mayor juego entre líneas y capacidad goleadora.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

 

Oficio y optimismo al servicio del gol

El delantero Guillermo Fernández afirmó que despedir el año con una victoria ante el Reus (0-1) supone una alegría para el Elche, que podrá disfrutar de las fechas navideñas en una situación mucho más cómoda. “Nos vamos de vacaciones contentos y ahora toca recargar las pilas y volver con más ganas. Esta victoria es un plus para todos porque teníamos ganas de volver a ganar a domicilio”, dijo el ’19’, autor del gol del triunfo.

El vasco, que ha anotado tres goles en los últimos cuatro encuentros, aseguró que los franjiverdes regresarán al trabajo “más fuertes todavía” y señaló que el equipo, pese a tener un rendimiento irregular durante la competición, “va a más”. “Cada vez concedemos menos ocasiones y goles”, añadió el bilbaíno, que restó importancia a su racha goleadora al señalar que “se trata de aprovechar las oportunidades y de ayudar al equipo a conseguir puntos”.

Guillermo, con cuatro goles, ya se ha colocado como segundo realizador del Elche, a solo dos de Nino. Pese a todo, Guillermo afirmó que lo importante no es quién marque los tantos, “sino que el equipo gane y acabe lo más arriba posible en la clasificación”.

El jugador descartó tomar sus últimas actuaciones como un mensaje al entrenador, Alberto Toril, para reivindicar su titularidad en las alineaciones. “Al final se trata de apretar, tanto jugando desde el inicio, solo unos minutos o en el entrenamiento”, expresó. “Si todos sumamos, el equipo al final va a ir para arriba”, concluyó el punta, que también elogió la capacidad del Elche para adaptarse a un terreno de juego condicionado por la fuerte lluvia y el barro.

Guerreros por un día (0-1)

Un conjunto unido adaptado a la embarrada batalla y una conexión puntual de dos jugadores en forma fueron las claves para el 0-1 que sitúa al Elche momentáneamente cerca de los playoff. El conjunto ilicitano sabía que hoy no era día para florituras y firmó un encuentro sólido, sufrido y, a fin de cuentas, competitivo. En el día de 32º natalicio de Armando Lozano, sus compañeros le hicieron un homenaje transformándose en almas gemelas del motrilense en sus mejores tardes.

Ambos equipos presentaron una novedad inesperada en sus alineaciones. Pelayo sentó a Álex Fernández en los visitantes y Chrisantus relevó a Fran Carbià en los locales. Seguramente, el estado del césped tuvo que ver en estos ajustes. En el Elche, además, Rober Correa entró en lugar de Luis Pérez y Liberto, como se anunció, suplió al lesionado Pedro.

El encuentro transcurrió sobre el guion esperado. La intensa lluvia provocó que ambos equipos evitaran riesgos con el balón controlado y se abusó del juego en largo, propiciando un encuentro gris y con pocas ocasiones. Durante la primera mitad hubo mucho juego en la zona media, y el Reus pisó más terreno franjiverde que no al revés. Sin embargo, Correa y Liberto probaron fortuna finalizando jugada, algo que no llegó a materializar el conjunto catalán.

Y nada más comenzar la segunda mitad, llegó el gol que decantó la balanza en favor de los franjiverdes. Guillermo remató en el área pequeña una asistencia envenenada de Liberto desde la izquierda. Con casi medio partido por disputarse y semejante escenario de barro y bajas, el Elche buscó proteger el resultado y lo hizo con eficacia.

Haro, Folch y Atienza lo intentaron sin apenas inquietar a Juan Carlos. Un par de faltas cerca del pico del área completaron las opciones del Reus, que no anduvo fino pese a la entrada del propio Haro, Edgar Hernández y Carbià. Por su parte, Toril dio entrada a Iriondo y José Ángel por Liberto y Nino, cerrando el partido en el último minuto con el ingreso de Álex en sustitución de Guillermo.

Con unas cuantas tarjetas, los uniformes más marrones que blancos y la baja de Albacar por ciclo de amarillas para el primer partido de 2017, el Elche se pone con 26 puntos en la tabla, a uno del Reus. Despedir el año con una victoria a domicilio calmará los ánimos y garantizará el apoyo de la grada tras el parón navideño.

Ficha técnica

Reus Deportiu: Edgar Badia; Alberto Benito (Fran Carbià, 71′), Babic, Atienza, Migue García; Miramón, López Garai, Folch, Jorge Díaz (Haro, 62′); Máyor y Chrisantus (Edgar Hernández, 62′).

Elche CF: Juan Carlos; Rober Correa, Armando, Pelegrín, Edu Albacar; Hervías, Dorca, Pelayo, Liberto (Iriondo, 65′); Guillermo (Álex Fernández, 90) y Nino (José Ángel, 75′).

Goles: 0-1, Guillermo, min. 46.

Árbitro: Pablo González Fuertes (comité asturiano). Amonestó a Guillermo (8′), Pelayo (14′), Albacar (50′), Dorca (75′) y Armando (90).

FOTO: LAIA SOLANELLAS / ESPORTSDELCAMP.CAT