Casi cuatro horas de mucha tensión

Como podía preverse, la Junta de Accionistas del Elche ha estado marcada por la gran tensión, sobre todo de los accionistas minoritarios que han acudido a la cita. El 73’41% del capital social (672.905 acciones) estuvo presente en la sala de prensa del Martínez Valero, con algo más de 31 asistentes y 39 accionistas representados. Miembros de Regeneración ECF y Salvemos al Elche se han mostrado de los más activos.

El tema estrella ha sido la existencia o no del aval para la posible decisión de recuperación de dinero público de la Comisión Europea (CE). García ha asegurado que una mercantil está dispuesta a poner la garantía y ha leído la confort letter, pero se ha negado a dar nombres por «confidencialidad de datos». Una circunstancia que ha provocado la indignación de numerosos asistentes. “Si no se cumple esta garantía, este Consejo de Administración dimitirá al día siguiente”, ha asegurado García.

José Luis Maruenda, quien ha acudido enfermo y se marchó de la Junta a la mitad, ha protagonizado uno de los momentos de mayor alteración. El consejero ha pedido que se amonestara a varios de los accionistas por su actitud y ha llegado a llamar “imbécil” a uno de ellos, David Aranda, al que, eso sí, ha pedido disculpas posteriormente.

Cuatro accionistas, entre ellos Salvador Mas, miembro de Salvemos al Elche, han abandonado la sala de prensa al sentirse ofendidos porque Maruenda se disponía a explicar cómo es un balance de cuentas. El citado accionista volvió poco después.

El accionista Óscar Antón también ha dejado la Junta después de que Diego García le pidiera que retirara una acusación. Antes de enfilar la puerta de salida, Antón se ha acercado al presidente, César Nohales y Maruenda para llamarles “sinvergüenzas”, provocando los aplausos de varios de los presentes.

Integrantes de Regeneración ECF, como Joaquín Torres o Sergio Guillén, han sido posiblemente los accionistas que más veces han pedido el turno de palabra. Consideran que “no ven avances” en la delicada situación del Elche, han exigido con insistencia que el Consejo mostrase el aval, o al menos el CIF de la mercantil, y han pedido el “compromiso” de García para tratar de que haya una representación de accionistas minoritarios en el Consejo. En su última intervención, han exigido la dimisión “irrevocable” del órgano rector y han dicho que su asociación “sí tiene soluciones” para el club.

Además, la Junta tuvo un receso de 15 minutos porque Torres pidió saber el porcentaje accionarial que votó en el punto 11, correspondiente a la dimisión del Consejo. El citado accionista también dijo que acusará a consejeros «de haberse servido de una información privilegiada si los beneficios de la venta de los campos anexos no repercuten totalmente en el Elche». También se incidió en las condiciones del acuerdo con Hacienda para el pago de la deuda, que tuvo la disconformidad de Regeneración ECF y Salvemos al Elche, además de más accionistas.

En la recta final de la Junta, el accionista Jerónimo Antón y Diego García han tenido un cruce de palabras cuando el primero le ha cuestionado sobre el traspaso de Sergio León a Osasuna, preguntándole si miembros del Consejo han percibido alguna comisión. Antón también habló sobre la presencia de jugadores de la agencia de representación JV Sports en la plantilla.

Quién se lleva los beneficios del mercadillo del Martínez Valero o si la detención de Quique Pina, quien trabajó con el director deportivo Jorge Cordero, puede afectar al Elche han sido otras de las cuestiones. Hubo varias menciones al expresidente José Sepulcre. Los ex máximos mandatarios Anselmo Navarro y Diego Quiles estuvieron presentes en la Junta.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: