Con las cartas sobre la mesa y el futuro del Elche en juego

axa-banner-publi

El futuro del Elche se pone en juego esta mañana. Las dos fuerzas enfrentadas se vuelven a sentar en la mesa para una posible negociación para la salida de una y la entrada de otra bajo la atenta supervisión del expresidente Diego Quiles que podría volver a estar acompañado por Amador Poveda, que también dirigió al club ilicitano. Será a las 11:00 en las oficinas del Martínez Valero cuando José Sepulcre y Juan Anguix retomen las negociaciones justo en el punto donde las dejaron el pasado miércoles y ya con la oferta del empresario valenciano enviada.

Las cartas estarán encima de la mesa. Juan Anguix pretende entrar al club con una inyección económica inmediata de 3 millones de euros que irán destinados a reforzar al equipo en el mercado de invierno y cumplir así las expectativas de la LFP para propiciar el aumento del límite presupuestario. Como ha reiterado en varias ocasiones el empresario valenciano aboga por salvar al equipo para salvar al club, ya que considera imperiosa la necesidad de salvar la categoría para posibilitar la viabilidad del club.

El plan del exvicepresidente para realizar el cambio en la directiva ilicitana pasa, además, por la realización de una auditoría y una posterior ampliación de capital, que podría necesitar entre 12 y 15 ‘kilos’, como así afirmó. Para entrar en el club Juan Anguix ha solicitado varias informaciones económicas al club relativas a los últimos movimientos que se han realizado. Cabe destacar que el club franjiverde se encuentra en causa de disolución al tener un saldo negativo de 13 millones.

Por el contrario, está por ver si José Sepulcre aceptará dar un paso al lado y apartarse de la primera línea junto al resto de su consejo de administración para dar paso al empresario valenciano y al grupo que le acompaña y del que todavía se desconocen las identidades de quienes lo componen. El presidente del Elche sigue enrocado con el préstamo de 20’5 millones como única vía para salir de la delicada situación económica por la que atraviesan y lejos de sospechar esperan contar con él esta semana que viene.

Compartir esta entrada: