El alcalde pide a Anguix que se aparte y reclama unidad a los empresarios para salvar al Elche

Calos González, alcalde de Elche, ha decidido intervenir en la historia del Elche y pilotar el proceso de transición entre Juan Anguix, todavía presidente del club, y el grupo de empresarios dispuesto a tomar las riendas de la entidad para evitar su desplome.

El primer edil y Cristima Martínez, concejala de Deportes, ha mantenido este sábado una nueva reunión con un grupo de empresarios, liderados por  por César Nohales y Ramón Segarra, miembros de la empresa ilicitana Los Serrano Eiffage, y en el que también se encontraba Juan Contreras o Alejandro Soler, ex alcalde de Elche, para comenzar a perfilar la sucesión.

Afirma González que no se ha hablado del dinero que será necesario para salvar el ‘match ball’ del próximo viernes ante la Asociación de Futbolistas Profesionales (AFE) ni de lo que deberá aportar cada empresario. Por lo tanto, el dinero para salvar al Elche aún no ha aparecido ni se ha recaudado. Y el tiempo vuela en contra…

El alcalde sí ha anunciado una nueva cumbre para el lunes de la que formarán parte un grupo mayor de empresarios y en la que ya debe quedar completamente definida la nueva junta gestora. Todo ello partiendo de una premisa innegociable: la dimisión de Anguix.

El grupo empresarial que ha acudido al Ayuntamiento es el único, según González, que está dispuesto a remolcar al Elche hacia buen puerto, si bien abre la mano al resto del sector empresarial de la ciudad para sumar cuantos más apoyos sean posibles.

“A Anguix se le dijo que si no podía solucionar el problema que lo dijera para buscar una alternativa. No podíamos dejar que el Elche cayera al precipicio, por eso articulamos alternativas y la anterior reunión con los empresarios. Anguix nos ha reconocido su incapacidad”, ha explicado el alcalde, quien ha recordado que el club está en una situación «extremadamente difícil y a pocos días de un desenlace fatídico”.

González pidió a los empresarios de Elche que sean capaces de «sumar e integrar”. “Quedan seis días para el plazo fatídico y hay que buscar la solución para salir del atolladero”, afirma el alcalde, quien recuerda que “el plazo es corto y exige velocidad y la salida de Anguix”.

Tras la reunión de este sábado, González espera una semana de largas y duras negociaciones. No se atreve a asegurar que es optimista, sino «más bien realista«. «Queda poco tiempo y es mucho dinero, pero detecto buena voluntad”, destaca.

En cuanto a la figura del ex alcalde Alejandro Soler, quien podría ser el elegido por los empresarios ilicitanos para liderar el nuevo proyecto, González ha señalado que el ex alcalde ha acudido a la reunión a título particular y ha pedido que no se mezcle la política en este proceso.

Cuestionado por el perfil del hombre que debería liderar el cambio, González fue claro: “Una persona capaz de aglutinar y de generar confianza. Un empresario de aquí con ilusión”.

Cristina Martínez ha recordado que el Ayuntamiento se vio obligado a intervenir en la crisis del Elche “porque si no hacemos nada estamos en Segunda B” y se mostró esperanzada en formar “un equipo de personas que venga a trabajar” para dar viabilidad a la entidad, si bien insistió que todo pasa por “la dimisión de Anguix”.

La edil, de hecho, ha intentado ponerse en contacto con el presidente en varias ocasiones durante las últimas horas, pero no ha logrado concretar cuando presentará su renuncia al cargo, requisito indispensable para que el cambio llegue al Elche.

Josema San-Matías, portavoz del consejo y representante del club en la cumbre, tampoco sabe el momento justo en el Anguix anunciará su adiós, pero ha confirmado que su voluntad es “apartarse”.

El dirigente, quien no ha aclarado su futuro en la entidad, pide a la sociedad ilicitana “que atienda a la llamada de SOS del club” ya que considera que sin la ayuda de todos los actores implicados (consejo, afición, Ayuntamiento y empresarios) no será posible rescatar al Elche.

Compartir esta entrada: