Revulsivo muy eficaz

Rc Sala de Juegos

Carlos Castro se ha erigido en un revulsivo desde el banquillo muy eficaz para Pacheta. El delantero asturiano ha marcado dos goles en los dos últimos partidos del Elche a domicilio, ante Las Palmas (0-1) y Albacete (1-1). Dos tantos anotados cuando los franjiverdes atravesaban su peor momento y que suponen una victoria y un empate muy valiosos para tener la permanencia casi sellada y soñar con el playoff.

En los citados duelos, Carlos Castro entró como sustituto de Nino. Frente a Las Palmas (0-1), ingresó en el minuto 61. Tras pasar inadvertido en el juego, logró el gol de la victoria ilicitana en el 83. Con una genialidad de crack: recogió un balón suelto en el punto de penalti tras un mal despeje, superó al portero con una conducción hasta el área pequeña, donde engañó al defensa con una ‘pisadita’ de fútbol sala con la izquierda y marcó con la derecha.

“Veo que el balón que va suelto y lo primero que pienso es que no puedo tirar de primeras porque tengo al portero encima. Doy un control más, pienso que como estoy orientado, ellos piensan que voy a tirar o pasar a Yacine. Me sale bien. Sentí felicidad. Siempre he tenido esa sangre fría. No suelo ponerme nervioso en el área. Me gustan esas situaciones”, dijo el punta de Ujo días después en sala de prensa.

Contra el Albacete (1-1), su aparición sobre el césped llegó más tardía, en el minuto 71. Y a diferencia de Gran Canaria, con el marcador desfavorable. En el 82, culminó un ‘regalo’ del portero Tomeu Nadal para igualarlo. Al guardameta balear se le escapó el balón en un blocaje sencillo tras un centro bajo de Juan Cruz, Yacine lo cazó y asistió rápido en el área a Carlos Castro, quien marcó con un golpeo raso de primeras con la zurda.

“Contento. Otro balón que el portero no despeja bien, Yacine me asiste muy bien y la puedo colar por el ángulo”, declaró tras el choque en zona mixta. El ariete asturiano incluso pudo firmar un doblete para darle los tres puntos a los franjiverdes, pero el juez de línea señaló dos fueras de juego inexistentes cuando iba a plantarse en el mano a mano con Tomeu Nadal.

Carlos Castro ha participado en ocho partidos con el Elche desde su incorporación cedido por el Mallorca a finales de enero. Marcó un único gol como bermellón, conseguido en agosto. Como franjiverde, sólo ha gozado de la titularidad una vez, frente al Cádiz (1-0) por la baja de Yacine por sanción. Y con la mala fortuna de que Pacheta le sustituyó al borde del descanso por Neyder para recomponer la defensa tras la expulsión de Juan Cruz. Ha marcado dos goles en un total de 185 minutos con el equipo ilicitano. Una media de uno cada 92,5 minutos. Y uno cada 24 minutos (más tiempos añadidos) si sólo contásemos los dos últimos compromisos como visitante. Además, antes de las visitas a Gran Canaria (0-1) y el Carlos Belmonte (1-1), anotó un hat-trick en el amistoso frente al Leningradets (3-0).

Con sus dianas, acumula méritos para tener otra oportunidad en la alineación. No obstante, entiende las decisiones de Pacheta y asegura que no cambiaría sus goles por la titularidad: “Estoy feliz por ayudar al equipo para que sume. Todos desean jugar, pero es lo que hay. Nino, Yacine y otros compañeros que pueden actuar ahí están muy bien. Tenemos que trabajar en los entrenamientos para ponérselo difícil al míster” . Veremos si Carlos Castro derriba la puerta para entrar en el once.

Fotos: LaLiga

Compartir esta entrada: