Carencias por cubrir

El mercado invernal se ha abierto oficialmente este martes, pero el Elche ya ha cerrado dos fichajes: Jony Ñíguez y Josan, quienes ocuparán las fichas que dejarán Peris y Diego Benito una vez se oficialicen sus salidas. Sin embargo, sus llegadas no cubren las carencias de la plantilla, ya que refuerzan posiciones que contaban con efectivos en la plantilla franjiverde. Un mediocentro creativo por la salida de Diego Benito y un extremo zurdo puro son las principales necesidades del equipo dirigido por Josico. La dirección deportiva encabezada por Jorge Cordero tiene trabajo por delante en enero.

Jony Ñíguez, cuya incorporación se cerró en una ‘operación relámpago’ tras desvincularse del UCAM Murcia, actúa en la demarcación de pivote defensivo, donde el técnico blanquiverde tiene a Manuel Sánchez como pieza indiscutible, Provencio (aunque se le puede considerar mixto), la opción de adelantar a Gonzalo Verdú y al jugador del filial Samba. No obstante, el ilicitano también puede asumir un rol más ofensivo, como la temporada pasada en el Alcoyano.

Uno de los mayores males que se perciben en el plantel es la falta de un sustituto de garantías para Manuel Sánchez. El pivote cordobés es el jugador de campo con más titularidades y más minutos disputados, pero también el que más partidos se ha perdido por sanción. Causará baja en el primer choque de la segunda vuelta ante el Sabadell (sábado, 17:00 horas), y Jony Ñíguez apunta a debutar oficialmente -jugó en el amistoso contra el Cercle Brugge (1-2)- como blanquiverde asumiendo su plaza en la medular.

Por otro lado, Josan, quien llega procedente del Albacete, aumenta la competencia en el extremo derecho, puesto que ya integraban Collantes e Iván Sánchez. A pesar de que también puede desenvolverse en la izquierda, la zona natural del crevillentino es la derecha. Iván Sánchez es zurdo, pero su estilo y características se explotan mejor a pierna cambiada, aunque también ha actuado en el costado izquierdo cuando ha coincidido con Collantes sobre el césped. Y de hecho, el jienense y Josan ocuparon las bandas del Albacete en varios partidos del pasado curso. Iván Sánchez no estará disponible en los tres próximos encuentros por sanción, por lo que el crevillentino tiene más opciones de disponer de sus primeros minutos con el Elche.

Un mediocentro constructor y un extremo zurdo

La marcha de Diego Benito provoca que la primera plantilla ilicitana se quede sin un mediocentro constructor, un tipo de futbolista codiciado en Segunda B. El madrileño no ha tenido continuidad ni con Vicente Mir, importante en su incorporación desde el Real Murcia, ni con Josico, quien le ha descartado para varias convocatorias y ha preferido apostar por el canterano Ismael Benktib en las dos últimas jornadas.

Un futbolista de este perfil se antoja primordial de cara a que el Elche mejore sus prestaciones en la segunda vuelta, ya que le ha faltado creatividad y control en varios encuentros, sobre todo en casa. Quim Araujo es una de las apuestas de la dirección deportiva para la medular, pero su deseo es luchar por un puesto en el Albacete.

Otro de los déficits del plantel es la ausencia de un extremo zurdo puro. Un papel que estaba destinado para Liberto, pero que dejó huérfano tras su venta al Betis. Cuando se produjo su marcha en la recta final del mercado estival, el Elche ya tenía las 16 fichas sénior cubiertas. Javi Flores ha sido el inquilino habitual de la banda izquierda en la primera vuelta, fuera de su puesto más idóneo de mediapunta y sin libertad total para moverse por posiciones centrales. Iván Sánchez, Collantes e Iván Calero también han ocupado dicha demarcación con Josico en el banquillo.

La parcela deportiva franjiverde tuvo sobre la mesa la opción de José Fran, pero el atacante santapolero ha recalado en el Hércules después de desligarse también del Albacete.

Queda un mes de mercado por delante, pero para cumplirse los deseos del club ilicitano, debe dar más bajas salvo que utilice la ficha sub-23 disponible. “Si hay jugadores que pueden mejorar lo que tenemos, tomaremos decisiones”, dijo su director deportivo, Jorge Cordero, quien quiere moverse “con tranquilidad y paciencia” en enero para mejorar la plantilla del Elche.

Compartir esta entrada: