”No hay tanto en juego como aquella vez, pero será bonito»

Para Bordalás la final del play-off de 2011 ya “forma parte de la historia” y espera un partido “atractivo” en Los Cármenes a favor de un Elche por el que guarda un “sentimiento especial de cariño”.

La historia reciente de los duelos entre Elche y Granada reserva un capítulo propio a la figura de un José Bordalás que ya recuerda aquella caliente final del play-off de ascenso a Primera División en 2011 como una simple batalla más del fútbol.

El técnico alicantino fue protagonista positivo como tal durante esos 180 minutos tanto como lo fue antes en una formidable temporada, capaz de rozar el sueño en el Martínez Valero. Pero también lo fue después para mal: la resaca se convirtió en un prolongado combate verbal en el que siempre estuvo involucrado el entrenador, engarzado de forma pública en varias intervenciones con el presidente nazarí, Quique Pina.

Ahora, tres años después, Bordalás centra sus esfuerzos en sacar al Alcorcón de la zona baja en su segunda etapa en Santo Domingo y muestra cómo ha cicatrizado la herida al respaldar las palabras y el honor de su entonces archienemigo para sólo dibujar ambiente de fiesta en el encuentro del sábado en Los Cármenes: “Me parece fenomenal lo que ha dicho. Son palabras sabias y hace bien porque aquello ya forma parte de la historia. Es un hombre de fútbol y allí se le tiene muy en cuenta cuando habla. La afición del Elche no tendrá problemas. Por su parte siempre ha tenido un comportamiento ejemplar”.

Al hablar sólo en el lenguaje de la pelota, el preparador augura un choque “bonito, atractivo y disputado” con un botín no tan apremiante como el que él vivió, pero casi: “No hay tanto en juego como aquella vez, pero son tres puntos importantes y ambos los necesitan para asegurarse la salvación”.

Bordalás reconoce que aún guarda un “sentimiento especial de cariño” por el Elche: “Le deseo lo mejor, no sólo contra el Granada”, confiesa. Entre ello, una permanencia en la máxima categoría que ve más que factible para los ilicitanos: “Por supuesto que creo que el Elche se va a salvar. Está teniendo mucha regularidad. En Primera División siempre hay un pelotón de un nivel muy parejo y es ahora cuando hay que hacer el último esfuerzo”.

Entuerto zanjado con Escribá

Otra guerra dialéctica en la que Bordalás fue disparado la capitaneó Fran Escribá, quien le acusó de querer «apuntarse como un tanto suyo», entre otros contundentes dardos, el retorno del Elche a Primera por sus años en tierras ilicitanas. «El valor de lo que están haciendo es de los responsables que hay ahora, que están haciendo un trabajo increíble. Mis palabras ni mucho menos fueron para quitar mérito a nadie, sino porque existía una base importante de jugadores con la que yo había trabajado durante tres temporadas. El que me conoce sabe de mi nobleza», expresa el alicantino para zanjar el entuerto.

Compartir esta entrada: