“No supe reaccionar, sentí felicidad por toda la gente que vino”

VÍDEO | El goleador del épico triunfo del Elche ante el Getafe, Richmond Boakye, explica sus lágrimas tras una vuelta completa en Liga sin marcar y brinda su tanto a la afición.

Avisaba en su presentación y no es la primera vez que obra tal hazaña. Apareció, como por obra divina, cuando nadie esperaba. Un milagro similar a los de Almería o Real Madrid, pero con un valor capital en la carrera de fondo que es la permanencia en Primera División para el Elche. “La fuerza para meter el gol es la mía y la de diez compañeros más. Lo mete el equipo. Cuando marqué fui frío porque no supe reaccionar”, reconocía Richmond Boakye con la resaca del épico triunfo ante el Getafe aún patente.

La situación superó al ghanés. El joven delantero ha encadenado una vuelta completa en Liga –aunque marcó después en Copa ante el Villarreal-, desde la ida en el Coliseum Alfonso Pérez, sin hacer gol, el sustento moral de un futbolista de área. “Lloré porque hacía tiempo que no metía. Me acordé de Dios y sentí felicidad por la afición, por la cantidad de gente que viene a vernos. Los compañeros han estado bien conmigo, siempre me han pedido tranquilidad y el grupo es fantástico”, ha manifestado. Boakye valora el apoyo de la hinchada franjiverde y se siente sorprendido por el elevado número de personas que asisten al Martínez Valero cada semana: “Nunca he visto un estadio que jornada tras jornada este lleno, ni en Italia”, ha dicho.

El ariete africano no pierde la esperanza de ser uno de los convocados por la selección de Ghana para disputar el Mundial de Brasil este verano, aunque asume con serenidad que podría quedarse fuera: “Busco tener más minutos para ir al Mundial, pero si no voy no pasará nada; sé que soy joven y tengo mucho futuro”. Sobre Escribá, Richmond ha asegurado que es “un gran entrenador” y “un hombre tranquilo”.

VÍDEO: Elche CF
Compartir esta entrada: