El bendito problema para Toril

A Alberto Toril se le presenta un ‘bendito’ problema de cara a hacer la alineación para el partido ante el Sevilla Atlético (domingo, 12:00 horas) por las recientes actuaciones de dos de los considerados actores secundarios del Elche. Pelayo y Luis Pérez han aprovechado con creces la oportunidad que se les dio por las ausencias de los fijos en los esquemas del técnico franjiverde, Matilla y Rober Correa, que volverán a estar disponibles la próxima jornada tras cumplir sanción, pero que sus reemplazos les han puesto el listón bastante alto para regresar al once titular.

Pelayo fue el elegido por Toril para suplir la baja de Matilla, suspendido con dos partidos, ante el Real Zaragoza. El futbolista asturiano, que acumulaba 34 minutos en Liga repartidos en tres encuentros (más dos completos de Copa), recogió el guante de su míster y mostró su mejor versión. Situado en la mediapunta, marcó dos de los tres goles del Elche y ofreció trabajo, llegada y criterio durante la primera mitad. En la segunda, su rendimiento decayó junto con el del resto de sus compañeros.

Su gran actuación en La Romareda, de las mejores desde que fichó por el cuadro ilicitano en el verano de 2012, más su indiscutible trabajo en cada entrenamiento, le aseguró repetir presencia en la alineación la pasada jornada contra el Córdoba, uno de sus exequipos. El ‘8’ franjiverde no destacó tanto como en la semana anterior, pero cuajó otro encuentro digno de ensalzar, convirtiéndose en una figura importante para el juego directo.

Quien sí brilló con luz propia ante el conjunto califal fue Luis Pérez. El lateral andaluz, que había sido titular en los dos partidos de Copa y participó en otros dos de Liga saliendo desde el banquillo y jugando a pierna cambiada, dejó una gratísima impresión. Estuvo seguro en labores defensivas y subió la banda derecha con valentía e ímpetu. En una de sus incursiones en campo rival, puso un centro medido Nino que cabeceó fuera por poco.

Tanto Pelayo como Luis Pérez, alabados por Toril por su nivel sobre el césped, han demostrado su valía para conseguir asentarse en la alineación del Elche, que ha sumado cuatro puntos en sus dos últimos choques que le han aupado al playoff, pero cuentan con una dura competencia. Matilla y Rober Correa han sido de la partida en Liga siempre que han podido estar al servicio de Toril, y aunque su rendimiento ha descendido con respecto al arranque del campeonato, no han hecho deméritos para caerse del once y son futbolistas ideales para el estilo implantado por el preparador franjiverde.

Toril declaró la pasada semana que los entrenadores necesitan que los jugadores que entran en la formación inicial se lo pongan difícil a la hora de escoger. De momento, las dos novedades en los últimos partidos le han puesto en un apuro positivo del que el Elche sale beneficiado. Un apuro que será mayor cuando recupere efectivos llamados a tener un papel relevante en el equipo, como Armando o Eldin.

Liberto gana protagonismo

Liberto es otro de los jugadores del Elche que está ganando protagonismo en las últimas fechas, si bien todavía no ha sido titular en Liga. El extremo castellonense, al que Toril ha elogiado más de una vez, ha pasado de quedarse fuera de las convocatorias para los choques de la competición doméstica y jugar sólo en Copa a participar ingresando desde el banquillo en las tres últimas jornadas. Disputó 11 minutos contra el Nàstic de Tarragona, 14 ante el Real Zaragoza y seis frente al Córdoba.

El canterano del Castellón ha mejorado su posición dentro del cuadro ilicitano con respecto al comienzo de la campaña, pero tener a Pablo Hervías como competencia principal le pone muy difícil hacerse con un sitio en la alineación.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: