Baraja asegura que a su equipo le faltó oficio para proteger el triunfo

Rubén Baraja, entrenador del Elche, no pudo saborear un triunfo en el regreso a Valladolid, su tierra natal. El gol de Rodri, en el último minuto del partido, arruinó las esperanzas del técnico de sumar tres puntos muy importantes. Baraja afirmó que el punto es «bueno«, ya que recordó que Zorrilla es un campo «complicado«, aunque indicó que no le deja un buen sabor de boca por la forma en la que llegó el empate.

«Te vas con rabia de no haber podido cerrar el resultado. Ha faltado oficio y determinación. Hay detalles que marcan la diferencia y después de todo lo que hemos trabajado durante los 90 minutos no hemos defendido bien los últimos balones«, lamentó el castellano. «No hemos sabido cerrar el partido por pequeños detalles», insistió.

Baraja le dio vueltas a la jugada del empate, ya que recordó que su equipo «no ha ajustado bien» y no defendió «con la intensidad que requería». «Estamos encajando goles por fallos de concentración y hay que insistir y machacar esos detalles que son los que marcan la diferencia entre sumar un punto o sumar tres», argumentó el preparador castellano.

El técnico tuvo palabras de elogio para su portero, Javi Jiménez, del que destacó que ha sacado «balones muy buenos», e insistió en que si no cierras los partidos «te pueden empatar».

Baraja explicó que en la primera parte su equipo jugó más «en largo», pero en la segunda sabía que con el paso de los minutos «iban a llegar los espacios y nuestro momento».  Baraka justificó los cambios realizados tras el gol para buscar «equilibrio» y valoró la racha de imbatibilidad de su equipo, que ya se prolonga durante cinco jornadas. «Hay que aprovechar las buenas dinámicas», dijo.

El entrenador del Elche confió en que lo sucedido en Zorrilla sirva de experiencia a su equipo. «Hay que aprender de este tipo de situaciones para que nos hagan madurar», apostilló. 

Por último, Baraja admitió que el partido fue especial por todo lo que supuso volver a la que fue su casa. «He intentado estar concentrado en el partido y vivirlo con intensidad. Ha sido agradable volver a casa«, comentó el entrenador, quien aseguró que con su hermano, segundo entrenador del Valladolid, «no hablé de tácticas antes del partido porque lo tenemos prohibido».

Compartir esta entrada: