Baraja se apunta al sueño

Rubén Baraja también se apunta al sueño de pelear por el ascenso. El técnico castellano, sin abandonar su habitual línea prudente, está convencido de que asegurar la permanencia ha sido una liberación para su equipo, que ahora se ilusiona con la posibilidad de «soñar con algo importante» en las diez jornadas que restan para el final.

«Sabemos que va a ser complicado, pero por nosotros no va a quedar. Creo que tenemos una oportunidad«, explica el técnico, quien recuerda, no obstante, que el mismo deseo del Elche lo tienen otros 14 conjuntos en Segunda, por lo que conviene ser cautos. Eso sí, su equipo, al contrario de lo que sucede con otros aspirantes, tiene algo importante a su favor.

«Tenemos ilusión por conseguir algo con lo que nadie contaba y eso nos puede convertir en un rival diferente al resto, porque otros sí tienen una presión que puede ser una losa y no una ayuda», explica el preparador castellano del Elche. Baraja descarta que el Elche vaya a cambiar su forma de jugar en el tramo final de la competición, ya que recuerda que el equipo ha llegado donde está jugando de esta forma y ha dicho que se gran preocupación es que su equipo sea «regular y fiable» en las jornadas que restan de la competición.

En el aspecto personal, Baraja asegura estar satisfecho por haber alcanzado el objetivo marcado a diez jornadas del final, pero incidió en que quiere más «porque soy una persona a la que le gusta mejorar y crecer». «Lo que quiero para estos diez partidos es que nos ganáramos la posibilidad de vivir un sueño que al principio de la temporada nadie nos imaginábamos. Vamos a intentar en lo que depende de nosotros que sea posible«, ha insistido.

Partidazo en Pamplona

En cuanto al partido que le espera a su equipo en Pamplona, Baraja ha asegurado que Osasuna es capaz de llevar al límite al Elche, tanto por su nivel futbolístico como por la pasión que deprende su hinchada desde la grada. «Tenemos que superar el ambiente externo y sobreponernos a un equipo que nos va a apretar y nos va a poner al límite en todos los sentidos», señala el castellano.

«Si quieres estar con los mejores tienes que saber competir en ese campo, donde la gente aprieta mucho y tiene incidencia en el juego», ha insistido Baraja, quien intuye un partido «muy bonito» entre dos equipos que se encuentran en una «situación pareja» en la tabla. El entrenador elogia la trayectoria del equipo navarro, ya que aseguró que el trabajo que está realizado Enrique Martín, técnico de Osasuna, tiene «mucho mérito porque se trata de un grupo muy joven, intenso y con empuje».

«Osasuna no te concede nada, es muy práctico, directo y vertical. Genera muchas ocasiones en su campo y tiene jugadores con pegada, talento y gol», explica Baraja, quien afirma que el Elche deberá «igualar la intensidad»  de su rival y «saber encontrar su momento» para lograr sumar en Pamplona.

El vallisoletano destaca que Osasuna es un equipo «que no suele equivocarse en la salida del balón» y que suele tener las ideas muy claras, por lo que aconseja a sus jugadores «equivocarse lo menos posible porque con tanta igualdad cualquier error decanta la balanza«.

El entrenador se ha mostrado contento por poder contar para la banda izquierda de la defensa con Álex Martínez y Noblejas, dos jugadores que le están dando al equipo un gran rendimiento y, además, «con diferentes características».  

El preparador castellano confirma que podrá contar con Sergio León, pese a las molestias en un hombro, y con Cristaldo, ya recuperado de la lesión muscular, aunque no adelantará hasta mañana sábado la lista de jugadores convocados. Hay varios futbolistas de la plantilla con molestias y esperará a ver cómo evolucionan antes de dar la citación.

Por último, Baraja ha tenido palabras cariñosas con el grupo de jugadores de la cantera que en los últimos días ha estado entrenando con el primer equipo. «He querido darles las gracias por su actitud en el trabajo. Quiero que valoren la situación y que no es fácil entrenar con el primer equipo», ha explicado.

Compartir esta entrada: