Baraja busca una fórmula ganadora

A Rubén Baraja no le convence lo que antes sí lo hacía. Tras sumar una única victoria en los últimos seis encuentros, el entrenador del Elche CF anda tanteando variantes entre su plantilla con la intención de aumentar el rendimiento del equipo. En La Romareda quedó patente.

El conjunto franjiverde formó ante el Zaragoza en un 4-2-3-1 que devolvía a la titularidad a Álex Moreno -anteriormente apeado del once por Álvaro- en sustitución de Héctor. Se jugó así con Sergio León arriba y una línea de tres mediapuntas que tenía en Espinosa su centro neurálgico.

Por su parte, el cedido por el Atlético había formado pareja atacante con el actual ‘pichichi’ de la entidad en las diez jornadas ligueras anteriores y fue sentado por primera vez. Curiosamente, no jugó ningún minuto, a pesar de que su míster hiciera el primer cambio con el 1-0 en contra. Baraja pensó que Nikos Vergos podía acercarle más al gol y los otros dos ingresos fueron de centrocampistas.

Pelayo, que fue convocado ante el Leganés tras varias semanas fuera para avisar a Nono de su dejadez en los entrenamientos, volvió a disputar un tramo de partido por segunda semana consecutiva. Esta vez fueron más minutos, ya que relevó a un tarjeteado Mandi en el 77′ en busca de frescura y llegada desde atrás. Con su entrada, fue Anaba el que volvió a la grada esta semana.

El técnico vallisoletano gastó su última bala incluyendo a Nono en el 81′. El que hace una semana fuera excluido de la lista de 18 ingresó en lugar de Álvaro, conformando así una segunda línea sin hombres de banda, con Espinosa y el ex bético intentando filtrar un balón decisivo que empatara el choque y avanzando a sus laterales para que ocuparan los espacios libres.

Lamentablemente, a tres minutos del tiempo reglamentario llegó la sentencia maña. Habrá que seguir, pues, atentos a los matices que Baraja introduce. Incluso a lo que prueba en los entrenamientos, ya que en ellos valoró situar a Cifuentes adelantado con Isidoro cubriendo su espalda, idea que finalmente desestimó el domingo. Todo cambio es bienvenido si ayuda a mejorar.

 

Compartir esta entrada: