Un partido «definitivo»

Rubén Baraja lo tiene bastante claro. Liberado de la mochila de la permanencia, el entrenador no oculta que el nuevo objetivo es pelear por el ascenso. Y por ese motivo señala la cita de Tenerife como «definitiva» para las aspiraciones de su equipo y, de paso, del conjunto insular, que apura sus opciones de engancharse a la pelea. Quedan pocas jornadas y terreno aún por recortar. Cualquier nuevo resbalón puede ser ya mortal.

«Es un partido definitivo para poder seguir ahí. Nosotros vamos a tratar de hacer nuestro partido porque la victoria nos metería otra vez en el lío«, ha dicho el técnico, quien considera que el Tenerife está algo más obligado que el Elche por el hecho de jugar en casa e ir por detrás en la clasificación.

El castellano elogió al conjunto insular, al que define como «intenso y con virtudes con el balón» y del que asegura «no tiene nada que ver con el de la primera vuelta«, que bien pudo llevarse una goleada del Martínez Valero. «El Tenerife es intenso y juega bien al fútbol, es difícil y nos va a exigir», ha señalado Baraja, para quien la clave del partido estará en «la fortaleza mental y en aprovechar los momentos que tengamos».

«Competimos bien fuera de casa, pero nos ha faltado encontrar ese punto para hacer daño», añade el técnico, quien califica como «gran reto» ganar en el Heliodoro Rodríguez a un equipo que, antes del traspiés de la pasada jornada, sumaba nueve jornadas invicto.

Baraja no ha querido especular sobre la cantidad de puntos que pueden ser necesarios en las últimas jornadas para disputar la promoción y se limitó a señalar que «los tres de Tenerife son muy importantes porque nos pueden dar la posibilidad de volver a estar ahí». «Queremos seguir compitiendo hasta el último instante y hay que apurar las opciones hasta el límite», ha reiterado.

Mandi y Armando

Rubén Baraja también se pronunció sobre la sanción de dos partidos de suspensión a Mandi, expulsado la pasada jornada ante el Albacete. «La considero justa en todos los sentidos porque es un error que no puede cometer. La sanción es razonable porque viene de una provocación», afirma. El técnico quiso exculpar al jugador canario de su error y recordó que «su trabajo no se puede afear por un mal gesto«. «Reconoce que se equivoca pero su expulsión no fue determinante para el empate«, apostilla el entrenador.

Eso sí, dejó claro que deberá encontrar a alguien que le aporte al equipo «la energía y el compromiso de Mandi». «Es un jugador que nos ha dado equilibrio y estabilidad y hay que encontrarlo en este partido», añade Baraja, quien no dio pistas sobre su relevo, si bien ha elogiado la aportación de Pelayo ante el Albacete. «Es importante que cuando miras al banquillo veas jugadores que te dan cosas para aportar», señala.

El entrenador también se ha pronunciado sobre la polémica con Armando y las versiones contradictorias sobre su ausencia en el equipo la pasada jornada. «No tengo ningún problema con él ni lo voy a tener. Fueron cuestiones físicas que le han hecho competir en inferioridad y decidimos tratando de buscar lo mejor para el equipo. Si el gol del Albacete no entra nadie se acordaría de Armando», apostilla.

Baraja se congratuló de que la segunda línea haya aumentado su producción ofensiva con dos goles (Cristaldo y Pelayo) en las dos últimas jornadas, ya que considera que cada vez le va a resultar más complicado a Sergio León sorprender a los defensas. Anuncia que no tiene pensado cambiar el estilo de juego en Tenerife más allá de jugar con un punta o dos y se ha mostrado al margen de las polémicas arbitrales que se alimentan desde la isla, donde se consideran perjudicados tras los últimos partidos.

«No suelo saber qué árbitro nos dirige hasta momentos antes del partido. Es algo que te condiciona. Durante la temporada te van y te van quitando (puntos), depende de los momentos», ha finalizado.

Compartir esta entrada: