Bajón en defensa

Rc Sala de Juegos

El Elche ha arrancado 2019 con una derrota ante el Tenerife (2-1), un rival directo en la pelea por eludir el descenso. Ve truncada su racha de cuatro jornadas invicto y con el ‘dolor’ añadido de las lesiones importantes de Neyder y Gonzalo Villar. Los franjiverdes mostraron pobre imagen, sobre todo en la segunda mitad. Con la vuelta al esquema 5-1-3-1, ofrecieron pocos argumentos ofensivos y fragilidad atrás.

Crece la preocupación sobre esto último. Encajaron dos goles, pero pudieron ser más por las claras ocasiones de los chicharreros. Entre ellas, dos remates al palo. El equipo ilicitano ha recibido cinco tantos en los tres últimos partidos. Una cifra mayor que en los cinco compromisos anteriores. Bajón en defensa, que puede agravarse si se cumplen los peores presagios con Neyder.

Frente a Rayo Majadahonda (1-3) y Almería (2-2), el Elche concedió un bajo número de oportunidades de gran peligro, pero no mantuvo la portería a cero y el rival perdonó. En el último choque de 2018, Francis fue señalado por fallar en los goles indálicos, que llegaron de falta directa.

El pasado viernes, también tuvo su porcentaje de culpa en el segundo gol chicharrero, al quedarse a media salida en el córner cabeceado por Jorge Sáenz. El nigeriano, salvador en citas anteriores, dio la de arena. La falta de regularidad de Francis y José Juan bajo palos ha podido motivar a la dirección deportiva a reforzar la portería con Edgar Badia.

Antes de sus tres últimos encuentros, el equipo ilicitano encajó tres goles en cinco choques, frente a Las Palmas (0-0), Alcorcón (1-0), Albacete (0-1), Córdoba (1-1) y Sporting (0-0). Hay que señalar que cayó frente a los madrileños por un tanto en el último minuto y ante los manchegos por un gol con la mano. Y previamente a estos partidos y la goleada en Cádiz (5-1), cerró su portería en los triunfos contra Málaga (2-0) y Real Zaragoza (2-0).

Pero aquí también hay que nombrar la ‘teoría de la manta’. El Elche pasa por una fase en la que recibe más goles, pero también marca más. En las tres últimas citas, ha anotado seis dianas, dos de penalti transformados por Xavi Torres. En Majadahonda (1-3), perforó la red contraria en tres ocasiones por primera y única vez esta campaña. En los cinco compromisos anteriores, sólo marcó un tanto.

Y la traducción en puntos: cuatro de nueve con seis goles a favor y cinco en contra; tres de 15 con un gol a favor y tres en contra. Dentro de las valoraciones, hay que tener en cuenta la dificultad y la dinámica de los rivales.

El Nàstic de Tarragona, próximo contrincante de los franjiverdes, parece propicio para desquitarse y mejorar las estadísticas de tantos marcados y encajados. Los catalanes, colistas, son el equipo menos goleador y el segundo más goleado, además del segundo peor visitante. Aunque ganó en su penúltima cita a domicilio, al Extremadura (0-1), y llegará al Martínez Valero tras vencer al Córdoba (1-0). Dos rivales directos en la lucha por la permanencia.

El Elche afrontará su primera cita en casa de 2019 con ganas de reencontrarse con la victoria ante su afición. La última fue el 28 de octubre ante el Real Zaragoza (2-0). La reducción de la ventaja sobre el descenso aumenta la necesidad.

Foto: Agencia ACAN

Compartir esta entrada: