El consejo del Elche tiene luz verde para el convenio con acreedores

Illueca pierde otra vez; el Elche tendrá convenio de acreedores

Rc Sala de Juegos

El Elche CF podrá dar luz verde a su convenio de acreedores que estaba bloqueado a expensas del recurso presentado por el Instituto Valenciano de Finanzas y la Agencia Tributaria en la Audiencia Provincial de Alicante.

Nuevamente, la Justicia vuelve a dar la razón al club, deja en evidencia al IVF y Agencia Tributaria que son condenados en costas. Y, por fin, se podrá llevar a cabo una ampliación de capital de más de 8 millones de euros entre los acreedores que decidieron cambiar deuda por acciones. Esta resolución, además, alivia el camino de viabilidad económica, puesto que la deuda prácticamente quedaría reducida a unos 6 millones, tras acogerse al concurso de acreedores con un pasivo de 45 millones.

La Agencia Tributaria, que impugnó el convenio, tenía 13,58 millones de euros pendientes de cobro a finales de enero de 2017, y se planteaba una devolución escalonada durante ocho años, con un pago inicial equivalente al 10% de todo lo adeudado.

El club, a expensas de que las partes puedan elevar un nuevo recurso de oposición, plantea ya la convocatoria de una Junta General Extraordinaria para hacer efectiva una ampliación de capital que estaba pendiente desde el pasado año.

Sería la tercera ampliación de capital consecutiva de la entidad, después de que en las dos última haya sido el expresidente José Sepulcre quien ha cubierto las mismas, con unas aportaciones cercanas a los 3 millones de euros.

Ahora, la causa vuelve de nuevo al Juzgado de lo Mercantil número 2 con sede en el Palacio de Justicia de Elche. Será, de nuevo, el juez José Luis Fortea quien tome la decisión de levantar o no la suspensión. Este juez ya sentenció hace unas semanas que el concurso de acreedores del Elche fuera fortuito y sin ninguna responsabilidad hacia sus antiguos gestores. Desde el IVF se podrían apurar todas las vías legales con la presentación de un recurso ante el Tribunal Supremo.

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: