Atlético Baleares, contigo empezó todo

El Elche comenzó la temporada de su regreso a Segunda B de forma brillante. Tras un empate en Sabadell (0-0), encadenó cuatro victorias consecutivas que le colocaron líder del grupo y superó tres eliminatorias de Copa del Rey para alcanzar los dieciseisavos de final, donde se mediría a un Primera europeo. En el aspecto deportivo, la situación de los franjiverdes iba sobre ruedas a mediados de septiembre. Hasta que el Atlético Baleares visitó el Martínez Valero. Reproduciendo la frase de Gerard Piqué en la celebración del último triplete del Barcelona, “contigo empezó todo”.

El cuadro ilicitano recibió a los mallorquines días después de eliminar al Hércules (0-1) en el torneo del KO. A pesar de las rotaciones de Vicente Mir, la exigencia física de disputar dos competiciones hizo mella en el siguiente compromiso liguero. Gonzalo Verdú causó a última hora y Tekio y Collantes tuvieron que ser sustituidos durante el partido, que finalizó con empate 3-3.

El Elche se adelantó pronto con un gol de Manu Farrando en propia meta y gozó de varias ocasiones para aumentar su renta, pero el Atlético Baleares igualó al filo del descanso gracias a un penalti que Xisco Hernández transformó. Gerard Oliva marcó el segundo de los visitantes en un desajuste atrás de los franjiverdes, que lograron voltear el marcador con un doblete de Sory en once minutos. Pero en la recta final, los isleños apretaron y establecieron el definitivo 3-3 en una falta lejana cometida por Primi, que vio la segunda amarilla y fue expulsado, que Gerard Oliva cabeceó a la red.

Este resultado dejó varias ‘secuelas’ en el equipo ilicitano: volaron los primeros puntos en casa, mostró una excesiva endeblez defensiva que le costó encajar más goles que en las cinco jornadas anteriores y perdió el liderato, que ya no ha vuelto a recuperar y que tiene a 13 puntos de distancia. Pero más allá de ello, marcó el inicio del bajón.

A partir de este tropiezo, el Elche sufrió un empeoramiento del juego y los resultados que le costó la destitución a Mir dos meses después. Entre el partido contra el Atlético Baleares y el cese del técnico, sumó 11 puntos de 24 posibles. A pesar de que el cuadro ilicitano continuaba segundo en la tabla, la dirección deportiva y el Consejo decidieron la salida de Mir por “sensaciones” y “falta de conexión con la plantilla”.

La prueba del tándem Acciari-Óscar Sánchez sólo duró para la visita al Mallorca (2-0) y se apostó para el banquillo por Josico, con el que los franjiverdes están obteniendo unos guarismos inferiores a la gran exigencia del camino para volver al fútbol profesional.

Elche y Atlético Baleares se verán las caras casi cinco meses después, esta vez en tierras insulares, y en situaciones totalmente antagónicas. Mientras el equipo ilicitano ocupa puestos de playoff, los blanquiazules se encuentran inmersos en zona de descenso a Tercera División, una circunstancia inesperada por su ambicioso proyecto que tenía como objetivo repetir presencia en la fase de ascenso.

El partido será muy especial para Josico, quien dirigió al equipo palmesano la temporada pasada. El preparador castellano-manchego llevó al Atlético Baleares a la promoción tras una sobresaliente recta final de Liga regular.

Otro de los alicientes del choque será el estreno de Javier ‘Manix’ Mandiola como técnico balearico. Se ha convertido en el tercer inquilino en el banquillo de la escuadra blanquiazul este curso tras la destitución de Horacio Melgarejo, quien reemplazó a Armando de la Morena.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: