Los franjiverde apelarán las tarjetas a Botía y Toño

La entidad ilicitana añadirá dos vídeos a su recurso en donde se ve que no hay voluntariedad del central al golpear el esférico que impacta en Iakovenko.

La victoria en Málaga ha disparado al Elche en esta recta final de campeonato y les hace soñar con la permanencia. Esos tres puntos cosechados en la Rosaleda son oro puro teniendo en cuenta los resultados de los equipos de abajo que aprietan todavía más las cuentas pero ese triunfo también tuvo dos connotaciones negativas. El defensa Alberto Botía y el portero suplente Toño vieron la roja directa por dos acciones que desde la entidad ilicitana entienden que no fueron premeditadas, por lo que enviarán un recurso al comité de competición para pedir la apelación.

Corría el último cuarto de hora de la segunda mitad y el central murciano bajaba a defender tras un lance en el ataque y fue cuando un balón perdido tras un choque en la banda fue despejado por el jugador y golpeó violentamente la cabeza de Iakovenko, que estaba en el suelo. Estrada Fernández lo entendió como una agresión y Botía y el Elche entero se llevaron las manos a la cabeza, ya que no veían voluntariedad en el percance. Durante la acción, se ve como Carles Gil toca ligeramente el balón y desvía la trayectoria del esférico y este da en la cabeza del jugador.

En el informe que prepara el club ilicitano para solicitar la apelación tanto de Botía como de Toño serán incluidos dos vídeos que reflejarán lo sucedido, por lo que esperan que ambos jugadores puedan estar ante el FC Barcelona. “Botía quiere tirar el balón a la grada pero toca Carles Gil con la puntera y con mala fortuna le da al jugador en el suelo. Toño fue un rifi-rafe, fue a entregar un balón y se lió es normal porque todos nos jugamos mucho”, dijo ayer Manu Herrera.

En el caso de no poder conseguir esa suspensión el central murciano del Elche podría haber dicho adiós a la temporada, ya que el último encuentro sería ante el Sevilla y está por ver si la entidad franjiverde estaría dispuesta a hacer frente al pago de la famosa ‘cláusula del miedo’ para poder alinear al defensa ante el equipo al que pertenece.

Compartir esta entrada: