Antón vuelve a disparar contra Toño Gª Hita por la ‘operación Wakaso’

Lo acusa de crear una «sociedad tapadera» para ingresar cerca de dos millones de euros y detalla la salida del ghanés. También denuncia que impuso a Buitrago contra la voluntad de Escribá.

El ex consejero del Elche, Jose Antonio Antón, sigue señalando con el dedo acusador a uno de los actuales miembros de la directiva franjiverde, Toño García Hita. Hace poco menos de un mes, el todavía patrono de la Fundación del club aseguraba que el hoy responsable de la comisión deportiva se había lucrado económicamente con la salida de Wakaso Mubarak de la entidad ilicitana. Y ahora ha vuelto a la carga: “Toño en el mes de marzo de 2011 me reconoció, en la semana que el Villarreal convocó a Wakaso para jugar competición europea, que estaba detrás de la operación. No tengo dudas en su autoría”, ha declarado Antón en los micrófonos de Deportes Cope Elche.

En su intervención, el empresario ilicitano explica con todo tipo de detalles cómo, según él, se llevó a cabo el polémico movimiento en que el jugador ghanés salió del Elche despedido por indisciplina. “Se usó una sociedad instrumental, Desgrachouski Sport S.L., para firmar la operación con el Villarreal. Está constituida y tiene su sede social en el polígono industrial de Torrellano con un objeto social de compraventa, gestión y cesión de los derechos de los deportistas. Es una empresa de intermediación que se constituye exclusivamente para sacar un rendimiento a la operación de Wakaso y que no apareciese el responsable real de la misa, además se encuentra inactiva. Es una sociedad unipersonal que el administrador y el único socio no lo conoce nadie en el mundo del fútbol ni tiene ninguna otra empresa que tenga que ver con el mundo del fútbol”, ha agregado.

José Antonio Antón ha proseguido enumerando indicios en contra de Toño García Hita e incluso introduce en el asunto la oficina de seguros de Axa de la que es propietaria el directivo: “La empresa se constituye el 21 de enero, casualmente diez días antes de que acabe el mercado de invierno y se produzca el despido de Wakaso, y contrató en la oficina de Toño García Hita una póliza de seguro en AXA Seguros con coste de 14.000 euros. Casualmente con Wakaso se fue a vivir a Villarreal una persona de confianza de Toño porque el traspaso estaba unido el cobro del 100 % a cumplir una serie de objetivos. Había que intentar que estuviera controlado y centrado”.

El ex consejero del Elche introduce otra línea más entre los negocios de Toño García Hita, una empresa con sede social en Panamá de también de intermediación de traspasos: «Constituyó a primeros de marzo de 2011 una empresa en Panamá de la que es presidente y su objeto social es la compraventa, cesión y gestión de derechos de jugadores. Se llama Negocios Futbolísticos Rentables S.A.”.

Sugerido por la actuación del club, Antón afirma que fue una decisión enteramente tomada por el ex consejero delegado, Juan Carlos Ramírez, en una época en la que “Sepulcre no tenía firma, la tenía mancomunada con Ramírez y Alvarado” y que las arcas de la entidad no ingresaron un solo euro. “El Elche no cobra nada de la operación. 1.600.000 euros más IVA, 1.888.000 euros, se cobra mediante 20 pagarés mensuales nominativos a nombre de Desgrachouski Sport S.L. Lo que nos dijo Juan Carlos Ramírez es que se iba a hacer un despido disciplinario porque así el club salía beneficiado de no tener que pagar los dos años de contrato que le restaban a Wakaso. A algunos consejeros no nos gustó la operación porque era un futbolista joven y con proyección pero en aquella época se hacía lo que decía Juan Carlos Ramírez”.

Decretazo Buitrago

Antón va más allá, hacia un pasado no tan lejano. Según el patrono franjiverde, Toño García Hita impuso al jugador panameño Ricardo Buitrago como futbolista de la primera plantilla ilicitana a comienzos de la temporada pasada, la del ascenso: “Había un informe negativo de Escribá sobre Buitrago y aún así Toño obligó a que se hiciera ficha porque en Segunda el jugador se promociona independientemente de si juega o no, porque la ficha la paga el club. Eso es anteponer los intereses personales a los del club”.

Como conclusión, Antón no teme una posible denuncia, “sé de lo que hablo y no doy puntada sin hilo”, dice, al tiempo que invita a Toño García Hita a abandonar su cargo en los despachos del Martínez Valero si no demuestra que sus palabras son inciertas. “Los hechos están ahí y es bueno que la gente conozca a este hombre. Puede hacer dos cosas: demostrar que lo que digo es falso o dimitir”.

Compartir esta entrada: