Anton Fivber: a Altabix desde Mestalla

El domingo se enfrentan en el Martínez Valero los dos primeros equipos en España del checoslovaco que introdujo la franja verde al Elche.

Anton Fivber forma parte de la historia del Elche Club de Fútbol porque él fue quien provocó el sobrenombre franjiverde para todo lo relacionado con el club ilicitano. Desembarcó en los años veinte en Altabix, y a la camiseta blanca inmaculada le pintó una franja verde en el pecho. Eran tiempos de inicio, apenas tres años después de la fundación se convirtió en el primer entrenador extranjero cuando aún no existía la Liga. Esta es la parte de su vida más conocida en Elche, pero Anton tuvo pasado y futuro, y un cambio de apellido incluido.

El hacedor franjiverde había nacido en el contexto del Imperio austrohúngaro, del que luego aparecieron varias naciones en 1919, el mismo año en el que se fundó el Valencia. Para ese año, Anton ya estaba en las últimas de su carrera como jugador y en 1921 dejó la República Checoslovaca y firmó por el Brescia, como jugador entrenador. En la ciudad lombarda se vio en medio de un lento y gradual proceso de reformulación del fútbol italiano que pretendía una sola liga nacional. El Brescia luchó con algunos de los equipos más potentes de la época y, a duras penas, lograba salvar la categoría.

En 1923, mientras en Elche se fundaba el club que durante este año celebra el noventa aniversario, Anton terminaba de cruzar Europa y firmaba por el Valencia. Una vez más, estuvo presente en un momento clave de la historia. En su tierra natal vivió la descomposición del Imperio, en Italia vio el ascenso de Mussolini y la reestructuración del fútbol, y en España vio el nacimiento de la dictadura de Primo de Rivera mientras firmaba como primer entrenador de la historia del Valencia.

El club ché había vivido sus primeros años sin entrenador, entregados a la autogestión del vestuario. En 1923 la cosa cambia y el elegido es Anton Fivébr, pero en una época muy castellanizadora en España el apellido es adaptado a Anton Fivber. En Mestalla, inaugurado ese mismo año, y con su flamante entrenador, el Valencia se hace tres veces con el Campeonato Regional y una con el Campeonato de Levante. Con este bagaje, llegó dispuesto a levantar también al Elche, pero en un verano poco pudo hacer, aunque sí dejó su impronta en la camiseta y en la historia.

Su carrera continuó durante años en España. La siguiente parada fue el norte, donde conquistó para el Real Oviedo su segundo Campeonato Regional consecutivo. Y volvió a salir, el entrenador inició un viaje que le llevó a saltar de banquillo en banquillo conociendo varias partes del país, incluyendo dos vueltas a Mestalla. En Valencia sigue siendo el segundo entrenador que más años, seis, ha dirigido el equipo valencianista, algo difícil de cambiar atendiendo a los últimos años en la entidad.

Con el inicio de la Guerra Civil, Fivber se refugió en la Unión Soviética, trece años después de su llegada. Primero firmó por el Spartak de Moscú, más tarde siguieron Dinamo de Leningrado, Zaporizhia, el hoy Dnipro,  y varios equipos rusos más hasta que se retiró en 1938. Cuarenta y cinco años más tarde, falleció en la misma ciudad donde nació, Praga, en la entonces Checoslovaquia.

Compartir esta entrada: