Antiviolencia condena a dos hinchas franjiverde por los gritos racistas

Con una multa de 4.000 euros para cada uno de los identificados y un año sin entrar a los estadios. El Elche, sin castigo.

Ya hay fallo definitivo en el caso de los gritos racistas en el Martínez Valero. La Comisión de Antiviolencia ha penado con 4.000 euros a cada uno de los dos aficionados identificados como autores de los «sonidos onomatopéyicos del mono», como trasladó el árbitro del Elche-Granada, Del Cerro Grande, al acta del partido. Además, a los dos individuos también se les ha prohibido la entrada a los estadios deportivos durante un año. El club franjiverde ha salido impune de toda responsabilidad.

Compartir esta entrada: